¿Por qué las expectativas tienen poder?

expectativaComo lo comente anteriormente pienso que la economía se mueve en función de elementos objetivos y también de las expectativas. Inclusive puedo afirmar que las expectativas son muchas veces tan o más importantes que esos elementos objetivos.

Por mi actividad cotidianamente hablo con muchos empresarios y no justamente con los grandes empresarios, es decir las empresas llamadas líderes o las transnacionales, sino con los empresarios nacionales, medianos y hay una respuesta que escucho bastante generalizada cuando hablamos de la situación general de cada empresario. El empresario reconoce que a él muy mal no le va o que le va bastante bien.

Pero allí aparece el poder de las expectativas, también podría agruparlas en un paquete que incluya el entorno y las perspectivas, entonces cuando analizan esos factores determinan que a todos les parece que lo de afuera, lo que rodea, es peor de lo que está pasando en particular. En ese momento las expectativas frenan las inversiones, en el caso de los consumidores frena la demanda, en consecuencia se frena la producción, se frenan un montón de cosas.

Un ejemplo más ilustrativo sería: si una persona se encuentra en una situación donde todo el mundo habla de que este año va a ser un desastre, va haber despidos masivos y se va achicar la actividad económica, es difícil que esa persona este entusiasmada en endeudarse.

El poder de las expectativas es una realidad e insisto van ayudando a construir la realidad, la podría definir como la profecía auto cumplida. Si todos decimos que esto va a pasar, lo más probable es que termine pasando.

Etiquetas:

6 comentarios para “¿Por qué las expectativas tienen poder?”

  1. Carlos dice:

    El diagnóstico es muy claro. Pregunto: ¿Cuáles serían las actitudes de Gobierno necesarias para que las expectativas del pueblo cambien y pasen a ser pensamientos positivos?. Saludos.

  2. susana dice:

    Expectativas
    Conviene precisar a qué orden se refieren dichas expectativas. Se relacionan a simplemente ganar más, a vender más, a comprar más, en una suerte de ciego carrusel inspirado en lo meramente cuantitativo, en un marco de neocapitalismo manco, cuya debilidad de sistema y expectativas, se ha revelado con total contundencia en el actual debacle económico de arrastre mundial? Cuál es el rol del hombre actual en el espectro económico-financiero, como consumidor -rol primario- o como productor?
    El capitalismo -del cual no nos hemos desprendido- se funda en crear necesidades a las ya existentes. Pero el planeta está pidiendo a gritos que el consumidor asuma su rol selectivo y ceda a las múltiples y caprichosas generaciones de bienes de consumo, meros excedentes fieles a nuestra controvertida, insaciable e irrazonable naturaleza humana, que demanda diez mil tipos de panes o veinte mil tipos de lápices labiales, en un dispendio absurdo de energía humana y costos financieros. Creo con toda humildad, que ya es hora de humanizar la economía, las finanzas y la política, actualmente subsidiaria de las primeras. El poder del consumidor es descomunal, pero como ocurría con China a principios de siglo, el poder del consumidor es un gigante dormido. Cuando todos nos percatemos de los alcances de ese poder del consumidor, cuando abandonemos meras expectativas de mercado por expectativas de mejoras sociales sustanciales, nuestra condición humana será asumida con total dignidad…y por que no, hasta seremos capaces de pelearnos por el proyecto más pragmático y exitoso para aliviar el hambre y la miseria de los que nada saben de mercado ni de expectativas bursátiles. Acaso, tal perspectiva, no significará crecer?

  3. Ricardo dice:

    Exactamente… veo q las cosas se suceden de esa forma.. de la manera q lo explica… y logicamente me interesa mucho porq pienso estudiar Economia en la UBA…
    De hecho todo el tiempo se habla de expetativas cuando se mira CNN… la sociedad se guia por la expectativa… cuando cree q el dolar podria subir va y compra dolar… y de pronto mucha gente va y compra dolar y en realidad no piensan q el dolar no subio porq si… sino mas bien porq ellos buscaron beneficiarse y eligieron q eso ocurriera…. y tal vez para la economia del pais… hubiera sido mas positivo q eso no pasara… aunq parezca muy simple… muchas personas casi todas las q me rodean eso no lo comprende… y es nuestro trabajo permitir q lo comprendan… lo mas rapido posible… por no hay proyecto nacional o plan economico… q funcione sin el apoyo de la sociedad… del pueblo… si las expectativas son q lo q hace el gobierno esta mal… porq entonces eso va ser la realidad… Saludos Heller… ojala… sigamos compartiendo puntos de vista similares…

  4. Equipo de Carlos Heller dice:

    Gracias, Susana por comunicarse
    Es un hecho que el “orden” consumista, aún herido, genera un polo de atracción a la masa, a los consumidores por que pueden pertenecer y a quienes miran de afuera, por deseo de pertenecer o sentirse incluidos.
    Uno de los primeros Seguros de que se tiene noticia, fue un seguro de muerte, que pagaban los mineros en Inglaterra, y que les aseguraba un entierro social digno. Esa gente, que vivía en condiciones miserables y cuya vida no valía literalmente nada, consideraba el entierro un ritual inclusivo, pertenecía a la sociedad que lo ignoró toda su vida a partir de su muerte inclusiva. No suena tan diferente al dislate de montañas de basura imposible de procesar que acumulan las megas ciudades en que vivimos, y tantas otras cosas que nos rodean, seducen y sepultan.
    Será un proceso el que nos lleve a una concepción diferente, que seguramente tendrá la connotación de crecimiento.
    En este sentido estamos tratando de llevar adelante una propuesta política diferenciada de las que tienen el corto alcance de una vida, basada en lo que es de todos y con un sentido emancipatorio.
    Visite, por favor, nuestro sitio http://www.partidosolidario.org.ar, allí encontrará nuestra posición en diversos temas, direcciones de nuestros locales, nuestra Carta Orgánica y más.

    Cordialmente
    Equipo de Carlos Heller

  5. Equipo de Carlos Heller dice:

    Gracias por comunicarse y por volcar aquí sus opiniones.

    Ricardo:
    El neoliberalismo instalado a sangre y fuego a partir de la última Dictadura, desmanteló el modelo productivo industrializado basado en el mercado interno, y desplegó un nuevo rol de la Argentina en la división internacional del trabajo, como proveedora de materias primas y verdadero oasis de la especulación financiera.
    En ese contexto se produjo un desmantelamiento del aparato productivo, una expansión de la actividad especulativa, una inédita expansión de la desigualdad, la pobreza y el desempleo sembrando las bases de un modelo de sociedad profundamente injusto.
    Los gobiernos constitucionales posteriores no desmontaron la herencia trágica del neoliberalismo, y sólo en los últimos gobiernos se avanzó en algunos puntos sobre la trascendental tarea de reconstrucción de un orden social justo, igualitario, emancipador.
    Vale enumerar los ensayos realizados:

    Estímulo a la producción industrial, avanzando sobre el anterior modelo centrado en la actividad especulativa financiera, gracias a un modelo de Dólar alto con retenciones a las rentas primarias excepcionales.
    Política de flotación cambiaria administrada.
    Incremento de Reservas Internacionales hasta el comienzo de la crisis internacional.
    Exitosa renegociación de la Deuda Externa, que redujo el nivel de la misma y el monto de pagos anuales de interés.
    Mantenimiento de Superávit Fiscal y del Superávit comercial como bases que sustentaron el modelo.
    Establecimiento de algunos controles a los flujos de capitales golondrinas y a la especulación cambiaria.
    Autonomía en la relación con el FMI.
    Aumento del Gasto Público.
    Avance en mecanismos de integración regional e intercambios sur-sur.
    Reformulación rol del Estado I.
    o Nacionalización Aerolíneas; Fábrica de Aviones;
    Reformulación rol del Estado II.
    o Estatización de Sistema Jubilatorio. Orientación de fondos a la
    producción y el empleo con regulación de tasa de interés.
    Régimen de tasas subsidiadas para préstamos a Pymes.

    Asignaturas pendientes

    • Pendiente una Reforma tributaria progresiva (incluido “el campo”).
    • Pendiente una Reforma de Ley de Entidades Financieras.
    • Pendiente la creación de un Banco Público Nacional de Desarrollo.
    • Pendiente política hacia Empresas Privatizadas.
    • Pendientes Políticas activas para el sector agrícologanadero.
    • Pendientes Políticas activas para la industria, en especial para las Pymes.
    • Ausencia de un Plan Nacional de Desarrollo.
    • Insuficientes inversiones en infraestructura, en especial la energética.
    • Darle credibilidad a las estadísticas del Indec, blindando al mismo.
    • Pendiente modificación de ley de minería y revisión del régimen
    menemista que permite el mantenimiento de las divisas energéticas en el exterior por hasta el 80% de las exportaciones.
    • Reformas democratizadoras del funcionamiento del Estado (Ver Propuesta
    del IMFC).
    • Desarrollo de política de estímulo con legislación y recursos a la
    Economía solidaria y a iniciativas de economía populares y estatales.
    Mejor orientación del gasto público. Revisión de la falta de asignación específica a nivel nacional a la educación y salud, que la época menemista dejó a cargo de las provincias.

    Visita por favor nuestro sitio, http://www.partidosolidario.org.ar, encontrarás más información y también datos de los locales donde poder participar.

    Cordialmente
    Equipo de Carlos Heller

  6. Juan Becerra dice:

    Adhiero a lo que dice Susana.
    Estoy convencido de que las discusiones que tenemos a diario son superfluas si no se cambian los valores que se dan por sentados, y por ende son dejados fuera de cuestión.
    Es necesario reconocer el descomunal poder de los consumidores, que no es otra cosa que lo que alguna vez fue denominado “pueblo”, que otras es cínica y sesgadamente llamado “gente”, lo que supo ser la “plebe” y mucho antes el “demos”.
    El poder reside en ese grupo, sea cual fuere el significante que se escoja para referirlo. Ese es el sitio natural del poder, su cuna y su sepulcro. Ese grupo es siempre mayoritario, y es en las mayorías donde mora el poder. Enfrente hay armas, pero como nunca antes en la historia su uso requiere hoy de legitimación, y ese permiso está como en ningún tiempo en manos de la mayoría.
    La relación de cada uno de nosotros con el poder es lo que modela a las sociedades. La distribución de esa potencia nos hace lo que somos colectivamente, y esa repartición se materializa conforme a nuestros valores.
    Si nuestro mayor valor es tener y, en especial, tener más y mejor que el otro, la estructura de poder que construimos reflejará esa naturaleza, y por lo tanto nuestras expectativas serán coherentes con una pirámide insolidaria.
    Debemos primero cambiar los valores para derribar ese Leviatán y construir otro. Muchos acordaremos en que una organización basada en un contrato social es necesaria para no dejar libre al monstruo de la naturaleza humana, que existe y opera a todo nivel.
    Una discusión primaria es revisar la noción de progreso. Creo que allí viven la mayoría de los desvalores por los cuales nos regimos voluntariamente. Cada vez que se abre una discusión al respecto se polariza entre progreso y anti-progreso, soslayando la más virtuosa discusión sobre un progreso selectivo y condicionado por valores.
    Distribuir los valores solidarios mediante los canales que hemos creado para el sistema actual es una buena forma de redimirnos. La retórica, el marketing, la sistematización, la inundación mediática, la repetición de la publicidad que han rendido evidentes frutos para la reproducción de los valores actuales, pueden ser tomados con sigilo e inteligencia por las personas que promueven una nueva manera de relacionarse con el mundo y con el otro, y utilizarlos ahora para subvertir los valores, y así las expectativas y las relaciones de poder.
    Valiéndonos de la publicidad, de los medios masivos, de internet, de todo lo que este sistema nos brinda hoy podemos lograr un cambio sustancial, que en otra época se hubiese llamado revolución, pero que ahora debemos nominar de otro modo porque allí justamente empieza el cambio. La relación de las personas con algunas palabras y formas del lenguaje está regida por sus valores, y si preexiste una asociación de connotaciones negativas respecto de un significante, con inteligencia debe ser neutralizado para que las ideas y valores que representa no sean retenidos por esa primera barricada. Detrás de cada publicidad de Danonino, deberemos poner una que promocione los nuevos valores que nos hagan crecer, también sanos y fuertes.
    Para que los empresarios que menciona Carlos sean permeables a esos valores, deben encontrarse rodeados por una sociedad que desprecie los desvalores actuales, en contraste con el beneplácito del que gozan hoy. Quedarán para el final los peores, los realmente avaros y deshonestos. Esos serán los nuevos perdedores.
    “Siempre hubo pobres”, se pronuncia con liviandad a menudo. Que sean pues los ricos de hoy los nuevos pobres, a pesar de sus riquezas. Serán pobres de valores. El derrame - de virtud solidaria esta vez - los alcanzará por último a ellos. Deberán saber esperar, es decir, tener la esperanza que siempre se requiere de los pobres.

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up