Economía: las nuevas viejas recetas de la oposición

recetas-economicasEstamos en época electoral, y como siempre sucede bajo estas circunstancias, comienzan a oírse las distintas propuestas económicas, que en realidad es una sola camuflada, ya que lo único que hace la oposición es esconder propuestas del neoliberalismo.

Hay mucho facilismo en esas propuestas, y se pueden escuchar las cosas más ridículas, como por ejemplo los que proponen regularizar el INDEC para resolver el problema de la inflación, como si la inflación se generara por la ineficiencia en la medición del INDEC. Lo que yo siempre dije es que al INDEC hay que regularizarlo pero no para resolver la inflación, sino porque teniendo una medición creíble uno tiene el sustento necesario para discutir a fondo cuáles son las causas de la inflación.

Otros dicen que la inflación no es un problema y que se resuelve fácilmente restringiendo la cantidad de dinero, pero sin enfriar la economía. Una falacia total, porque la ecuación lógica pura: a menor cantidad de dinero, menor actividad económica.

La semana pasada salió en el titular del diario: “Sugieren para el 2012 devaluar y frenar el alza de los precios”, como si esto realmente fuera posible. Una devaluación impacta inmediatamente sobre los precios. Salvo que hayan contratado algún mago, la Historia Universal hasta ahora ha demostrado que cada vez que se devaluó los precios aumentaron.

El otro caballito de batalla que suele salir a la luz por estos días es el gasto público. Yo creo que el gasto público es importante, está bien que así sea, y hasta me animo a decir que tendría que seguir aumentando, porque es un estímulo para que la economía siga creciendo. Además, está lejos de ser un problema, porque es absolutamente financiable. En momentos de déficit fiscal uno podía decir que el gasto público generaba déficit fiscal, y el déficit fiscal generaba emisión monetaria, y eso derivaba en inflación, pero a un Estado que tiene equilibrio o superávit fiscal no le afecta, simplemente porque este Estado gasta lo que recauda.

Está más que claro que, quienes proponen reducir el gasto público y la emisión monetaria, en realidad están proponiendo enfriar la economía, aunque no lo dicen explícitamente.

6 comentarios para “Economía: las nuevas viejas recetas de la oposición”

  1. Miguel Boero dice:

    Como algunos medicos recetan determinados medicamentos de determinados laboratorios a cambio de premios, viajes y/o otras dadivas, algunos politicos y/o economistas y/o gurues economicos recetan determinados remedios (endeudamiento externo para paliar el deficit que ellos mismos crean restringiendo el mercado interno; o reducir el gasto publico - generalmente en rubros como salud, educacion y/o infraestructura para los sectores de menores recursos) para poder volver a cobrar comisiones de los organismos internacionales que buscan colocar en el pais el dinero sustraido a otros paises (e incluso al nuestro) para seguir alimentando la especulacion financiera.
    esta en nosotros seguir defendiendo una politica economica que sin ser perfecta (no se si es posible desarrollarla) ha elevado el nivel de vida de los sectores que hasta el 2003 mendigaban por un pedazo de pan.
    un saludo, Miguel Boero

  2. Chiavari dice:

    El otro día dió una charla en Mar del Plata, Bour de FIEL (….a los bancos asociados ?) y dijó lo mismo que había dicho 2 años antes en el mismo lugar De Pablo, es decir entramos en inflación, viene un 2012 de malos pronóstico, etc. etc.yo le hice notar que en la misma página de FIEL, que la había leído el día anterior, todos los gráficos DABAN MUY BIEN.
    Y aproveche para pregunarle, porque los grafícos que exhibía estaban en inglés ???? siendo FIEL una Fundación ARGENTINA.

  3. Hugo Gulias dice:

    Cada día me complazco más de leer las magníficas notas de Heller, y ahora me pasa lo mismo con los interesantes comentarios de lectores como Boero y Chiavari.

  4. Carlos Kalfaian dice:

    Cuando se habla de disminuir el gasto público, es para aplicar esos fondos en inversión pública. Mientras el total de lo gastado + lo invertido sea menor que lo recaudado, la ecuación funciona. El problema es si todo lo aplicamos a gasto (como ahora), y nada a inversión (o casi nada), la ecuación funciona pero no tiene futuro. La Educación es un ejemplo clásico del que ya tenemos los resultados a la vista. Gastamos fortunas en infraestructura para inaugurar colegios, pero no invertimos en desarrollo de planes educativos. Resultados a la vista, los chicos van al colegio pero no aprenden nada.

  5. luis ortiz dice:

    gente
    una explicacion logica y razonable que de ser posible
    se podria subir a las redes sociales.faltan al termino de los
    articulos esa increible posibilidad de difusion.
    saludos.
    Luis Ortiz

  6. Alicia dice:

    Con qué propósito, si esto de enfriar la economía no le conviene a nadie.

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up