Los mercados festejan, el pueblo lo sufre

crisis-economicaLa semana pasada se pudo leer en un matutino de tirada nacional el titular “Alivio mundial, Grecia aprobó el ajuste“. Más allá del sesgo ideológico que tiene esa frase y de que el verdadero alivio es de los mercados y no del mundo como anuncia el título, lo cierto es que Europa no puede salir del estado de crisis.

En Italia, el Gobierno prevé adoptar un nuevo plan de austeridad de 43 mil millones de euros; en España en los últimos meses hubo reformas en el mercado laboral y en el sistema bancario, reducción de sueldos de los funcionarios, congelamiento de las pensiones; en Portugal, a cambio de un plan de ayuda, tendrá que flexibilizar el mercado del trabajo, promover la libre competencia, privatizar varias empresas y reducir el número de funcionarios; en Gran Bretaña, Londres adoptó un plan muy severo para eliminar el déficit público al 2015 y la reducción de los gastos del Estado, el aumento de los impuestos y recorte de los puestos de trabajo del sector público.

Como se ve, en todos lados el ajuste tiene la misma característica: vender lo público, pasarlo a manos privadas y castigar al sector más débil, es decir, a los trabajadores, a los jubilados, a los empleados públicos. En Grecia, por ejemplo, planean reducir alrededor de 150 mil empleados públicos, personas que se piensa que quedarán en la calle. Es decir, se trata de cuestiones realmente brutales que por otro lado no tienen posibilidad de éxito.

Grecia tiene una deuda externa que es del 150 por ciento de su PBI; una vez y media la deuda en relación al PBI es la situación que tenía la Argentina del 2001, es decir, es impagable. Es por esta razón que se está disfrazando un inevitable default a través de un mecanismo que han denominado “participación voluntaria de los bancos”. Es un tecnicismo pero voy a tratar de explicarlo: si los bancos son obligados a refinanciar, técnicamente Grecia entraría en default; si en cambio los bancos aceptan voluntariamente refinanciar, no es un default. Por eso, se les “sugirió intensamente” a los bancos que acepten voluntariamente, sugerencia que fue oída en principio por los bancos franceses que aceptaron canjear el cincuenta por ciento de la deuda que tienen con valores griegos a 30 años.

Está claro que para afrontar la deuda, los griegos tienen que ingresar en un plan de privatizaciones de cincuenta mil millones de Euros y en un programa de ajuste que se repite en los valores y en los conceptos que hemos vivido los argentinos: flexibilidad laboral.

La contratara es que Grecia, que viene haciendo ajuste tras ajuste, éste año tendrá una disminución en su PBI de más del cinco por ciento, es decir, se va a achicar y va a generar menos ingresos para poder incluso afrontar sus compromisos. Es una salida más que loca, interesada, porque en este contexto son los mercados quienes están de fiesta ya que se quedarán con las empresas.

Entonces, alivio mundial no; alivio de los mercados sí, simplemente porque se evita el default haciendo que los papeles no pierdan valor para que la ruleta siga funcionando. Total, lo que le pase a la gente no importa.

5 comentarios para “Los mercados festejan, el pueblo lo sufre”

  1. juan carlos dice:

    Toda esta serie de ajustes en Grecia, Portugal, Italia, Irlanda, Inglaterra, España, etc; es posible que también se orienten a buscar reducir sus déficits comerciales, y financieros; y ésto puede llegar a afectarlos a los emergentes, con bajas en los precios de los alimentos que ellos necesitan y nosotros exportamos; y a su vez introduciéndonos bienes industrializados que afectarían la competitividad de nuestras industrias. La situación explicada es también válida para el caso de USA.

  2. irene vivalda dice:

    aqui también están festejando por adelantado

  3. Daniel dice:

    Lamentablemente es inevitable que el pueblo pague las consecuencias porque, además del problema de la deuda, existe un problema de productividad. Como ocurrió en la Argentina de fines de la convertibilidad, las empresas no eran lo suficientemente eficientes como pagar los sueldos (medidos en U$S) que tenían que pagar. Por eso, la solución fue devaluar para tener mano de obra barata medida en dólares. Como los empresarios no supieron ser eficientes con incorporación tecnológica necesitaban mano de obra barata.

  4. Juan Carlos Vaca Espinosa dice:

    Que barbaridad, son VILES!!! Aprovecharse de los pueblos de esa manera con la complicidad de los gobernantes. El Menemato, nos engañó 10 años con la economía de mercado. Hasta cuando se puede estar persiguiendo el proyecto de los Neo Liberales y Capitalistas del NORTE ???
    Enterraron la cultura del trabajo, que tanto supieron hacer. Los griegos son junto a los egipcios los creadores de tantas maravillas a base de esfuerzo, nunca debemos dejar de pensar en el día a día. Proyectarnos al futuro está bien, pero sobre valores reales de trabajo, de esfuerzo diario. No sobre el sueño de ganar fortunas con la especulación financiera, acciones dinero electrónico que no existe. Suficiente con la Economía Norteamericana, inflada y sin respaldo, (PURA EMISIÖN) ojalá todos pudieramos tener millones para gastar sin control. Hay que tener aparte la cultura del ahorro, no desesperarse a gastar lo que tenemos y lo que O tenemos. CUIDADO. Endeudarse es peligroso si no hay bases sólidas. Nuestra economía esta caliente, tengamos cuidado, no salgamos a gastar, porque lo que hacemos es seguir calentando la demanda y los formadores de precios se siguen enriqueciendo. CUIDADO!!! no vaya a ser que volvamos a ver a Menem alto rubio y de ojos azules. Aprendamos de nuestra experiencia y veamos el espejo Europeo que revela lo que hicieron con nosotros y se quieren seguir robando nuestra riqueza ahora con sus empresas.

  5. Elsa dice:

    Muy clara la explicación. La gente y los mercados no son la misma cosa.
    Pobres trabajadores griegos si se les viene la flexibilización laboral. Pobres los que tienen puestos precarios, porque no sé dónde irán. Total…son “recursos humanos”, así, cruelmente dicho, como los recursos naturales que gastamos y no dejamos que se repongan, pero ellos son “seres sociales”. ¿Cuándo será el día en que la economía se centre en el “hombre”? Y ojo con las empresas que se privaticen, cuando quiebren. Sus propietarios no van a pasar hambre ni van a perder sus casas como sus empleados y obreros. Ojo con los movimientos sociales, que creo que se enciende una chispa.

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up