Notas con la etiqueta ‘Banco Central de la República Argentina’

Nuevos enfoques en el BCRA

Comentarios (3) »

bcraLa adaptación del programa monetario 2010 a mediados de ese año, la publicación del programa monetario 2011 y las últimas medidas regulatorias adoptadas, muestran una orientación del Banco Central significativamente distinta a las anteriores administraciones de la entidad.

Las formas de construcción de la política monetaria, tanto las de la anterior gestión como las de la actual, tienen una orientación ideológica concreta, aunque las teorías utilizadas sean distintas.

Resulta interesante comenzar por analizar las proyecciones monetarias de los últimos años para luego centrarnos en el programa para 2011. En la presentación del programa monetario para 2008, cuando ya había eclosionado la crisis internacional, la política monetaria se diseña a partir de las ideas de un ex presidente de la Reserva Federal. Dice el BCRA: “En este contexto de incertidumbre surge el modelo de administración de riesgos aplicado a la política monetaria que propugnó Alan Greenspan” (…) “En otras palabras: se trata de agregarle a los modelos el valor del juicio propio del hacedor de política monetaria (…) atendiendo la particularidad de cada caso, anticipando tendencias sin sujeción a un esquema intelectual o ideológico predeterminado”.

Sin embargo, esta no sujeción a un esquema ideológico predeterminado, para el BCRA no consistía más que en aplicar a las recetas monetaristas la “novedad” de la flotación administrada del tipo de cambio y la acumulación de Reservas Internacionales. El programa 2008 identifica tres pilares, que son también sostenidos en el Programa 2009, cuando la crisis internacional se había acentuado significativamente. El primer pilar es lograr el equilibrio en el mercado financiero, entre la oferta y demanda de dinero, una definición que parece dejar al mercado la perseguida nivelación.

El segundo pilar es el de la política financiera anticíclica, basada en el fortalecimiento del sistema financiero y en la acumulación de Reservas Internacionales. El tercer pilar es la flotación administrada del tipo de cambio, entendido como factor esencial para la competitividad de la economía y como ancla de precios.

Con relación al escueto Programa monetario de 2010, no cambia la orientación ya descripta, aunque reconoce explícitamente como un objetivo “un estricto control de la expansión de los agregados monetarios”.

Este párrafo ha sido clave, puesto que la expansión de los medios de pago (M2 total) prevista originalmente para un año de gran crecimiento y recuperación como 2010, alcanzó el 18, 9 por ciento máximo, cuando el PBI nominal, una variable que determina la necesidad de dinero para transacciones en la economía, creció aproximadamente un 28 por ciento.

De allí la necesidad de la revisión del Programa Monetario de 2010 que la nueva conducción realizó para el segundo semestre de dicho año, adaptando el crecimiento del M2 total al crecimiento nominal de la economía. Si la política monetaria se hubiera conducido para respetar el programa original, habría derivado en dificultades en los pagos y en la producción total.

En comparación, el Programa Monetario 2011 también se encuadra dentro de un enfoque ideológico, aunque muy distinto al de los años anteriores. Dice el citado documento que “la política monetaria tiene un rol que cumplir en la esfera del desarrollo económico. (…) La estabilidad monetaria se concibe en un sentido amplio y se inserta en la orientación general de la política económica, partiendo de las condiciones de equilibrio fundamentales del sector externo y fiscal”.

Seguir leyendo

Eliminar el autismo del Banco Central

Comentarios (8) »

Banco CentralEl Bloque Nuevo Encuentro Popular y Solidario presentó un proyecto de ley de modificación de la Carta Orgánica del Banco Central de la República Argentina, articulado con la creación de un “consejo de políticas monetarias, financieras y cambiarias”, de forma tal de estrechar las acciones de la autoridad monetaria con las políticas macroeconómicas que se lleven a cabo por el gobierno elegido por el pueblo.

Este proyecto de ley intenta evitar el “autismo” del Banco Central y trasciende el estrecho criterio de defensa excluyente del valor de la moneda, como si esa defensa no estuviera vinculada también a una economía en crecimiento y un importante poder de compra de la población proveniente de una equitativa distribución de ingresos y elevados niveles de empleo.

En reemplazo del texto legal del año 1973, se sancionó, en 1992, la actual Ley 24.144 de Carta Orgánica del Banco Central de la República Argentina, bajo el marco conceptual del Consenso de Washington, que promovía la total desregulación de los mercados, entre otras reformas estructurales que incluían la privatización de las empresas públicas y la liberalización de las tasas de interés.

En los fundamentos del proyecto de modificación a la Carta Orgánica presentado por el Poder Ejecutivo se sostenía que “la necesidad de estabilizar el signo monetario excede el marco de la equidad en la distribución de los recursos”, aseveración que marca el espíritu de la modificación plasmada en 1992, estableciendo la dominancia del valor de la moneda por sobre el resto de las variables económicas, más allá de cualquier criterio de equidad distributiva.

A la luz del derrumbe de la Convertibilidad, en el año 2002, fueron incorporados algunos cambios relevantes. Tal es así que se recuperó la posibilidad de otorgar redescuentos en circunstancias excepcionales, conceder adelantos transitorios al gobierno nacional y la potestad de regular el funcionamiento del mercado de cambios.

Ninguna de estas actualizaciones modifica su objeto, manteniéndose imperiosa la necesidad de su modificación, que nuestro proyecto la complementa con la creación del “consejo de políticas monetarias, financieras y cambiarias”. La propuesta de conformación de este consejo se encuentra en las antípodas de la noción que promueve la independencia de los bancos centrales. Se apunta a revalorizar la importancia del trabajo conjunto entre el Banco Central y el Poder Ejecutivo a los fines de idear e implementar políticas consistentes con el programa económico que se aplica. En esa dirección se inscribe el espíritu de este proyecto de ley.

Objetivos del consejo
El “consejo de políticas monetarias, financieras y cambiarias” tiene por objeto coordinar la formulación y ejecución de la política monetaria, financiera y cambiaria con la política fiscal y de ingresos, de acuerdo con la legislación vigente, para crear condiciones que permitan el cumplimiento de las misiones del Banco Central de la República Argentina, y coadyuvar con los objetivos de la política económica implementada por el Poder Ejecutivo Nacional.

Seguir leyendo

Fue presentado el Proyecto de ley para reformar la Carta Orgánica del BCRA

Comentarios (2) »

bcraLa semana pasada con el bloque Nuevo Encuentro Popular y Solidario presentamos el proyecto de Ley de modificación de la Carta Orgánica del Banco Central.

El proyecto de ley propone modificar el funcionamiento de la entidad y crear un Consejo de Políticas Monetarias, Financieras y Cambiarias.

Intentamos terminar con el autismo del Banco Central e ir más allá del criterio limitado de defensa del valor de la moneda, como si esa defensa no estuviera vinculada también a una economía en crecimiento y a un importante poder de compra de la población proveniente de una equitativa distribución de ingresos y elevados niveles de empleo.

Los cambios propuestos se basan en tres ejes principales: la ampliación de la misión del Banco Central, la modificación del mandato de sus autoridades y el otorgamiento de facultades para intervenir más ampliamente en la política crediticia y de tasas y comisiones del sistema financiero, temas que recogen la experiencia de varios países en estas materias.

La propuesta se articula con la conformación de un Consejo de Políticas Monetarias, Financieras y Cambiarias que, si bien se encuentra en las antípodas de la noción que promueve la independencia de los bancos centrales, apunta a revalorizar la importancia del trabajo conjunto entre el Banco Central y el Poder Ejecutivo a los fines de idear e implementar políticas consistentes con el programa económico que se aplica.

Este Consejo tiene por objeto coordinar la formulación y ejecución de la política monetaria, financiera y cambiaria con la política fiscal y de ingresos, de acuerdo a la legislación vigente, para crear condiciones que permitan el cumplimiento de las misiones del Banco Central de la República Argentina, y coadyuvar con los objetivos de la política económica implementada por el Poder Ejecutivo Nacional.

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up