Notas con la etiqueta ‘Banco Central’

Proyecto de ley sobre el fondo de desendeudamiento

Comentarios (20) »

Descargar Proyecto

proyecto de desendeudamientoQuiero compartir con ustedes el proyecto de ley que nuestro bloque presentó sobre el “Fondo del desendeudamiento Argentino” que se destinará a la cancelación de los servicios de la deuda con tenedores privados correspondientes al ejercicio fiscal 2010.

Dado que en el mes de Diciembre de 2009 la Presidenta de la Nación dictó el Decreto de Necesidad y Urgencia Número 2010/2009 mediante el cual se creó el Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad.

En los considerandos de ese decreto, el PEN establece que resulta necesario profundizar el proceso de desendeudamiento iniciado en 2003, para permitir un mayor y mejor acceso al financiamiento tanto para el sector público, como para el sector privado.

Consideramos que la decisión de cancelar los vencimientos de la deuda pública de 2010 con Reservas Internacionales resulta valiosa por varios motivos. Desde un punto de vista estrictamente económico, porque las reservas rinden menos que lo que se debería pagar por los préstamos con los cuales se cancelaría la deuda.

Pero también otorga mayor solidez, aún, a la capacidad de pago de la deuda, lo cual debería redundar en una reducción de la tasa de interés con la que potencialmente puede financiarse nuestro país, y reforzaría la concreción del canje de deuda.

Acumular Reservas Internacionales es importante. Ellas son una garantía para sortear en mejores condiciones el impacto de las crisis financieras externas, para sostener una flotación ordenada del tipo de cambio y para disipar cualquier posibilidad de una crisis financiera doméstica.

Pero a partir de un determinado nivel que garantice las funciones anteriores, las reservas pueden utilizarse para otros usos más eficientes.

Este proyecto que hemos presentado le otorga al Congreso un papel preponderante, ya que el Parlamento ordena al Poder Ejecutivo y al Banco Central de la República Argentina, mediante la creación del Fondo del Desendeudamiento, proceder al pago de la deuda privada con vencimiento en 2010 con Reservas Internacionales de Libre Disponibilidad.

La decisión de pagar los vencimientos 2010 con Reservas Internacionales otorga la certeza de que los recursos están disponibles, y esto seguramente mejorará la capacidad negociadora que la Nación tiene por delante, como por ejemplo, la reapertura del canje.

“Bajar Proyecto de Ley Completo”

Desendeudamiento con reservas y el rol del Banco Central

Comentarios (14) »

debate_en_la_redAcumular reservas internacionales es importante, ellas son una garantía para sortear en mejores condiciones el impacto de las crisis financieras externas, para sostener una flotación ordenada del tipo de cambio y para disipar cualquier posibilidad de una crisis financiera doméstica.Pero, a partir de un determinado nivel que garantice las funciones anteriores, las reservas pueden utilizarse para otros usos más eficientes.

Estoy de acuerdo con el pago de deuda con reservas internacionales, razón que me llevó a apoyar el derogado Fondo del Bicentenario y, luego, el Fondo del Desendeudamiento.

También tengo la firme convicción, compartida por el bloque, que su implementación por leyes del Congreso Nacional resulta una opción superadora, dando la discusión y los debates necesarios en el recinto, ejerciendo funciones que le son propias. Pero también es cierto que la necesaria celeridad en su implementación, antes de la pronta salida del canje de deuda, y la dificultad que se plantea para la sanción de las leyes, son razones que han llevado al Gobierno a implementar una herramienta válida que tiene a su alcance los decretos de necesidad y urgencia.

El conflicto planteado y la actual situación parlamentaria requieren la búsqueda de una solución negociada y sensata, que pueda destrabar la situación y permitir la mejor vía para la cancelación de la deuda.
La decisión de cancelar los vencimientos de la deuda pública de 2010 con reservas internacionales resulta valiosa por varios motivos. Desde un punto de vista estrictamente contable, porque las reservas rinden menos que lo que se debería pagar por los préstamos con los cuales se cancelaría la deuda. Pero, también otorga mayor solidez aun a la capacidad de pago de la deuda, lo cual debería redundar en una reducción de la tasa de interés a la que pueda financiarse nuestro país, al tiempo que reforzaría la concreción del canje de deuda.

Desde el bloque proponemos que la menor presión sobre el financiamiento que generará esta utilización sea empleada para incrementar el gasto social, afectación que requiere un amplio debate parlamentario, dado que al Congreso le compete la definición de los temas presupuestarios.

Esta es mi perspectiva, la misma fue publicada en la Revista Debate el 20-03-10

El Banco Central estará más integrado a la Construcción de las Políticas Públicas

Comentarios (11) »

Integracion del banco central a la construccion de las políticas públicasCuando me preguntan que opino de la designación de Mercedes Marcó del Pont en el Banco Central debo decir que me parece efectiva, marca la intención de un cambio de rumbo, y esa intención de cambio de rumbo la comparto y por lo tanto la celebro.

Considero que es un punto de partida que permitirá mayor coordinación entre las políticas economía y el Central. Es decir ir hacia un Banco Central que deje de ser un estado independiente dentro del Estado y pase a ser uno de los institutos con los que el Estado cuenta para llevar adelante el conjunto de sus políticas.

Esto no significa que el Banco Central se transforme en una oficina de Ministerio de Economía, significa que este cambio de rumbo permitirá tener un Banco Central más integrado a la construcción de las políticas públicas, traduciéndose en condiciones para que el sistema financiero esté más vinculado al sistema productivo, y para contribuir al financiamiento de las PyMES.

Pienso que está bien que el Banco Central se preocupe por la estabilidad monetaria y la macroeconomía. Pero también debe contribuir a un modelo de desarrollo.

Tengo las mejores expectativas porque conozco a Mercedes, conozco su pensamiento. Hemos trabajado juntos en este último tiempo en varios ámbitos, y es por ellos que tengo expectativas positivas de lo que va a tratar de impulsar en el Banco Central.

Es necesario discutir la autonomía del Central

Comentarios (10) »

camara-de-diputadosHoy el Banco Central es algo así como un pequeño estado independiente dentro del Estado, con una autonomía sin duda excesiva, que le permite por ejemplo tener una política no coincidente o de sentido contrario de la que puede elaborar el Poder Ejecutivo.

Esa autonomía es producto de la reforma sancionada en 1993, cuando era presidente Menem y ministro de Economía Cavallo. La misma responde a las más profundas exigencias del Consenso de Washington y es uno de los ejes del paradigma neoliberal.

En aquel momento en el proyecto del Poder Ejecutivo, donde van los considerandos de la propuesta para que se tratara la ley, se fundamentó textualmente “la necesidad de estabilizar el signo monetario excede el marco de la equidad en la distribución de los recursos”.

Es decir que se puso al Banco Central en el lugar de manejo de la política monetaria y del valor de la moneda a costa de resignar los temas que tienen que ver con la distribución del ingreso, la mejora de la calidad de vida y la generación de empleo.

Ante esto, considero que el Banco Central debe tener la responsabilidad de la ejecución de la política monetaria, pero la política monetaria deber ser parte de la política económica.

Pienso que si queremos dejar atrás las recomendaciones del Consenso de Washington, si queremos dejar atrás los paradigmas del modelo neoliberal, también tenemos que cambiar los instrumentos jurídicos que lo han hecho posible, debemos salir de ese esquema.

Brasil es un buen ejemplo a tener en cuenta, porque es un país con “Investment grade”, es un país que está en condiciones excelentes.

Desde el año 1964 tiene un Consejo Monetario Nacional que actúa y tiene a su cargo delinear la política monetaria, realiza sus funciones siguiendo directrices establecidas por el presidente de la República.

El Consejo lo preside el Ministro de Hacienda, y lo integra el presidente del Banco Central, el ministro de Planeamiento, el presidente de BANDES, y varios miembros más. El mismo se reúne como mínimo una vez por mes y fijan los lineamientos de las políticas financieras, monetarias y cambiarias, que luego el Banco Central es el encargado de ejecutar.

Entonces hay una autonomía relativa, pero en el marco de una política que se concerta obligatoriamente, entonces me parece que hay experiencias para tomar que pueden ser superadoras de lo que tenemos.

Hay que modificar la carta Orgánica del Banco Central

Comentarios (16) »

Banco CentralEn este ultimo tiempo cuando se habla del Banco Central reiteradamente se presenta la cuestión de la institucionalidad, y considero que eso merece un debate sobre cuál es la institucionalidad que se desea.

El caso de la Carta Orgánica del Banco Central es un buen ejemplo de una institucionalidad derivada de las recomendaciones del Consenso de Washington, que instauró su independencia contrariando gran parte de su historia y ejemplos de varios países que mantienen fuertes lazos comunicantes entre la autoridad monetaria y el Ejecutivo.

Esa autonomía es producto de la reforma que en el año ’93 llevó adelante el gobierno de Carlos Menem, mientras Domingo Cavallo era su ministro de Economía, y que responde a las más profundas exigencias del Consenso de Washington, dado que no sólo limitó sus objetivos, sino que lo desvinculó del resto de los organismos decisorios de política económica.

Se restringió su misión primaria y fundamental a preservar el valor de la moneda, como si esta función fuera independiente de los niveles de ocupación, del crecimiento del PIB, de la distribución de la riqueza o del poder oligopólico de los formadores de precios.

Ante estos conceptos, resulta interesante recordar que la anterior Carta Orgánica, que rigió cerca de veinte años, la Ley 20.539 de 1973, establecía su objeto en “regular el crédito y los medios de pago a fin de crear condiciones que permitan mantener un desarrollo económico ordenado y creciente, con sentido social, un alto grado de ocupación y el poder adquisitivo de la moneda”.

De un Banco Central preocupado por el desarrollo económico, se pasó a un Banco Central autista; ¿es ésa la institucionalidad que deseamos mantener hacia el futuro?

Considero que la política monetaria es una herramienta indispensable para definir el destino económico del país y tiene que estar en función de objetivos trascendentales y amplios; no se debe encargar sólo de defender el valor adquisitivo de la moneda, sino que este objetivo debe estar en consonancia con la posibilidad de generar un desarrollo sustentable, con una mejor distribución de los ingresos y la mejora de las condiciones sociales.

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up