Notas con la etiqueta ‘sistema financiero’

Los beneficios de cancelar las deudas

Comentarios (4) »

banco-central1Hay que interpretar la cancelación total del Boden 2012 como el cierre simbólico de una etapa donde la crisis financiera fue el corolario de la crisis del modelo neoliberal, que intentó mantener la moneda nacional atada al dólar, con una liberalización financiera que elevó drásticamente el endeudamiento en divisas y una liberalización comercial que barrió con gran cantidad de industrias y llevó a la economía nacional a una situación recesiva, con altísimas cifras de desempleo y pobreza.

El corralito y luego el corralón fueron la coronación de la crisis neoliberal, cuya salida generó enormes costos financieros, un nuevo golpe devastador a la producción nacional (agropecuaria e industrial) y una brutal marginación social.

En su mensaje en la Bolsa de Comercio, Cristina Fernández de Kirchner reconoció que se están pagando deudas que venían de otras gestiones pero, sostuvo, “la continuidad del Estado es una sola”.

La cancelación total del Boden 2012, que se realizó en ocho pagos anuales iniciados en agosto de 2005, resultó posible gracias a la combinación de la exitosa reestructuración de la deuda argentina iniciada en 2005, la cancelación de la deuda con el FMI y una economía con alto crecimiento. Esa deuda pendiente del corralito devenido luego en corralón no se pagó con más deuda, sino que se utilizaron recursos genuinos para cancelar los compromisos, en el contexto de una decisión política de desendeudamiento, que permite una mayor independencia; una estrategia eficiente que fue y es fuertemente criticada por los analistas neoliberales.

En los diarios de estos días hemos podido leer a aquellos que proponen que la estrategia más eficiente hubiera sido pagar esa deuda con nuevo endeudamiento, ya que al evitarlo “se apura el ajuste para pagar a expensas del crecimiento” (Eduardo Levi Yeyati, Página/12, 03.08.12). Esta visión no tiene en cuenta que la deuda se canceló con reservas internacionales sin restar recursos fiscales a las políticas de fomento de la economía. No menciona, además, que el mayor endeudamiento es el que lleva a que el ajuste sea

inevitable, porque recorta la decisión soberana sobre la economía.

Otros han destacado que “el gobierno hace años está imposibilitado de tomar crédito a tasas razonables, ya que con un riesgo país récord pagaría tasas más altas que España o Italia” (La Nación 03.08.12). Muchos omiten que la Argentina viene pagando puntualmente sus vencimientos a partir del canje de deuda de 2005, y que el nivel de riesgo país no se condice con esta conducta, ni con la fortaleza de la economía. En realidad, tiene un fuerte espíritu sancionatorio que no perdona el exitoso canje voluntario de 2005 y el resto de las políticas aplicadas que fortalecen la intervención del Estado en la economía.

A diferencia de Europa, en la que se intenta pagar deuda con fuertes ajustes, en la Argentina fue la aplicación de un modelo de crecimiento con inclusión social, que generó riqueza en el país y mejoras significativas en la situación social, el que permitió cumplir con los pagos de deuda y a su vez, desendeudarse. Esta fortaleza del modelo estuvo en cuestión hacia fines de 2007, cuando la crisis financiera internacional derrumbó el precio de los bonos argentinos, y muchos auguraban un seguro default; en un encuentro con periodistas económicos por aquellos días, les comenté que la visión negativa existente no se condecía con los equilibrios macroeconómicos que estaban conservados, y que por ello creíamos que los precios de los bonos, especialmente el Boden 2012, habían caído a valores ilógicos, puesto que todo hacía suponer que se seguirían pagando; el tiempo nos dio la razón. Esa crisis internacional que se inició en 2007 continuó y se profundizó y, sin embargo, se cumplieron todos los pagos del Boden 2012 y de los otros títulos, porque, entre otras fortalezas, la política de desendeudamiento es un cortafuego a los efectos de la crisis internacional, pues nos hace cada vez menos dependientes de los flujos especulativos internacionales.

EL SOBREENDEUDAMIENTO EUROPEO. Si se desea caracterizar brevemente la situación europea, hay que hacer mención a los brutales ajustes que se están aplicando en todos los países, en especial en aquellos que han sido “rescatados” por la Unión Europea a causa de sus elevadas deudas soberanas o de las debilidades de sus bancos. Pero otra característica importante es la sobrerreacción de los mercados, con una volatilidad muy significativa, comportamiento que está desvinculado de la economía real, pero que la afecta porque condiciona a las autoridades de los países en problemas, ya que si sube la prima de riesgo, los países tienen dificultades para financiarse, mayor gasto por intereses, tienen que hacer recortes, y así sucesivamente. Este comportamiento, además de generar grandes ganancias especulativas, es funcional a la implementación de los planes de ajuste.

El jueves 26 de julio, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo que esta entidad “hará todo lo necesario para preservar el euro y, créanme, será suficiente”, unas palabras que provocaron de inmediato la euforia de los mercados. Estas manifestaciones no resuelven nada, son parte del juego de declaraciones que apuntan a darle aire a los inversores, aunque luego todo vuelve a la normalidad debido a que no se toman las medidas necesarias para atacar las causas de la crisis. Al jueves siguiente, el Consejo de Gobierno del BCE discutió una posible baja de la tasa de interés y se decidió que “no es el momento adecuado”, siguiendo con su lucha declarada contra una inflación que es ínfima. Se esperaba que el BCE interviniera en los mercados de deuda secundaria para bajar la prima de riesgo española y la italiana, pero el BCE expresó que la ayuda se brindaría a aquellos que la necesitaran, a través del fondo de rescate denominado Facilidad Europea de Estabilidad Financiera, que tiene la potestad de intervenir en los mercados de deuda primarios y secundarios, siempre sujeto a la aceptación de condicionalidades.

De esta forma, se dilatan las resoluciones, se resiente la soberanía de los países, se avanza en la destrucción de lo que quedaba del Estado de Bienestar europeo, y se sigue beneficiando a los bancos y especuladores que hacen pingües ganancias con los altísimos intereses que cobran por las deudas soberanas, pero no prestan a la producción ni al consumo para fomentar la alicaída economía europea.

En medio de esta difícil situación internacional, la cancelación del Boden 2012 adquiere una gran relevancia ideológica, puesto que muestra los resultados de un modelo de crecimiento con desendeudamiento y mejora de la situación social, comparado con las recetas del establishment que generan, en países ya altamente endeudados, un mayor endeudamiento por los déficits fiscales, que las políticas de ajuste no ayudan a resolver. Hay que tener en cuenta que estas ideas no se restringen a los países centrales, muchas de ellas las leemos o escuchamos de analistas y políticos argentinos, y ya sabemos a dónde nos llevarían.

Publicada en el diario Tiempo Argentino. Domingo 5 de agosto de 2012.

El Frente Nuevo Encuentro presentó el proyecto de Ley de Servicios Financieros

Comentarios (17) »

foto-dip-ley-de-servicios-financieros

El Frente Nuevo Encuentro presentó hoy ante la Cámara de Diputados el nuevo Proyecto de Ley de Servicios Financieros para el Desarrollo Económico y Social con el objetivo de derogar la norma 21.526 de entidades financieras dictada durante la dictadura militar en 1977, y remplazarla por una nueva regulación concebida desde el interés público, en base a las necesidades de los usuarios y con el objetivo de promover al desarrollo económico y social nacional.

La iniciativa cuenta con el respaldo de todo el Bloque del Frente Nuevo Encuentro e ingresó con las firmas de los diputados nacionales Carlos Heller, Martín Sabbatella, Carlos Raimundi, Juan Carlos Junio y Gastón Harispe.

Se trata de un nuevo texto sobre la base del proyecto original presentado en 2010, que tiene en cuenta los avances producidos con la reciente reforma de la Carta Orgánica del Banco Central de la República Argentina, pero que además contempla otros cambios para ampliar y mejorar el acceso al crédito de las empresas y los particulares de todas las regiones del país, en particular de los sectores de menor potencial económico.

“La declaración de la actividad financiera como un servicio de interés público implica la aplicación de una intensa regulación y fiscalización estatal por la importancia de la actividad para la comunidad. Dejar atrás la ley 21.526, sancionada de facto por la última dictadura militar, expresa la decisión de priorizar los intereses del conjunto de la Nación y la comunidad por sobre los intereses meramente lucrativos de los capitales e instituciones del poder concentrado nacional y transnacional”, expresó Heller.

“La Ley de Servicios Financieros está pensada desde los usuarios. En ese sentido, contamos con el respaldo de más de un millón de firmas que nos llegaron desde todas las regiones del país y con la adhesión de más de 2.300 empresas, cooperativas, organizaciones sociales, municipios, concejos deliberantes y legislaturas provinciales”, agregó el diputado nacional.

El proyecto de ley que acaba de tomar estado parlamentario postula que el 48%, como mínimo, del promedio anual de las financiaciones totales al sector privado de cada entidad financiera deberá destinarse a préstamos a Micro, Pequeñas y Medianas empresas. Para el cumplimiento de este 48% también se computarán los préstamos hipotecarios que las entidades otorguen para la construcción, compra y refacción de viviendas únicas familiares.

La propuesta también prevé la regulación sobre las tasas de interés de las operaciones crediticias de los sectores más desprotegidos y con menor capacidad de negociación.
En el texto, se detallan como objetivos del proyecto de ley: “Promover el acceso universal a los servicios financieros; proveer medios de pago y transaccionales eficientes para facilitar la actividad económica y las necesidades de los usuarios; fortalecer el ahorro nacional mediante productos financieros acordes a las necesidades de los usuarios y proteger los ahorros colocados en las entidades financieras, en particular los correspondientes a los pequeños y medianos ahorristas”.

Entre los motores del proyecto se destacan también: “impulsar el financiamiento productivo, en particular de las micro, pequeñas y medianas empresas nacionales; promover el crédito destinado a satisfacer las necesidades de vivienda y consumo de las personas y grupos familiares; alentar una distribución regional equitativa de la actividad financiera; preservar la estabilidad del sistema financiero y proteger los derechos de los usuarios de servicios financieros”.

“Como en otros países de Latinoamérica, en Argentina asistimos a una revalorización de lo nacional y de lo estatal como una forma de lograr desarrollos económicos sostenibles, establecer la soberanía sobre los recursos naturales y las actividades estratégicas, y asegurar los derechos de los ciudadanos. El proyecto de Ley de Servicios Financieros fue concebido en este mismo sentido”, concluyó Heller.

El problema de las salideras es el bajo nivel de bancarización

Comentarios (7) »

bancarizacionMucha prensa hubo estas semanas respecto al tratamiento de la Ley para brindar mayor seguridad en los bancos y evitar las salideras. Y como muchas otras veces, de lo único que se habló es de medidas superficiales y no del trasfondo de la problemática.

Tal vez muchos no sepan que el proyecto de ley que se trató en el Congreso no tiene grandes novedades en su texto. De hecho, el proyecto presentado por el Diputado Milman contiene, en su gran mayoría, normas del Banco Central que ya existían. Si bien con este proyecto se les daría carácter de Ley a esas normas, no se discutió ninguna medida de seguridad nueva.

El tema de fondo, el verdadero problema de la inseguridad y de las salideras bancarias es otro: este tipo de delitos son típicos de países en vías de desarrollo. En los países centrales no hay salideras básicamente porque no hay efectivo, se utilizan medios de pago como cheques, tarjetas de crédito, tarjetas de débito o transferencias.

En la Argentina tenemos un nivel de bancarización que llega al 40% de la población, es decir a menos de la mitad. Esto tiene que ver con la informalidad en varios sentidos: ya sea porque se compran inmuebles por valores distintos a los que figuran en la escritura, o porque se pagan sueldos en negro, o porque el dinero viene de operaciones de comercio exterior que no paga impuestos entonces es necesario moverlo por otros canales.

La forma de disminuir el delito en los bancos es trabajando en todo lo que desde el Bloque Nuevo Encuentro planteamos en el proyecto de ley de Servicios Financieros, porque todas esas medidas apuntan a bancarización de la Argentina. Lo fundamental es poder transformar a los bancos en lugares donde se realicen muchas transacciones y se maneje poco efectivo. Si logramos esto, los bancos van a dejar de ser un lugar atractivo para el delito, y tanto la seguridad de los clientes como la de los empleados va a mejorar.

Por qué diferenciar la banca nacional de la extranjera

Comentarios (10) »

ganancia-espanola-en-extranjero1

Hace unos días me sorprendía con un informe internacional que refiere a inversión española en el extranjero. Decía que en el 2009, las 35 empresas que forman el índice IBEX (que sería el equivalente al de la Bolsa de Buenos Aires), generaron el 52% de sus ingresos totales fuera de España. Dos años antes generaban el 24% de ganancias fuera de la península, es decir que se duplicaron. Según el informe, es la primera vez que los ingresos de la actividad internacional representa más de lo que se genera en el propio país.

Las empresas más beneficiadas son los bancos Santander y BBV, dos entidades con una presencia muy fuerte en América Latina. El banco Santander, por su parte, es uno de los pocos bancos internacionales cuyo beneficio en el primer semestre de 2010 repitió la cifra del mismo período del año pasado generando el 70% de su ganancia fuera de España. Y fue gracias a todo lo que ganaron en Latinoamérica que pudieron aventurarse a invertir en Estados Unidos, Asia, Alemania o a dar el salto en el mercado Inglés.

Es por datos de este tipo que en nuestro proyecto de Ley de Servicios Financieros proponemos diferenciar la banca nacional de la banca extranjera, otorgándole al Ejecutivo Nacional la facultad de autorizar el funcionamiento de nuevas entidades así como a autorizar el aumento de la participación en el capital de entidades financieras del exterior en el sistema financiero. Somos concientes que no podemos incluir en el proyecto medidas restrictivas a la banca extranjera porque tenemos convenios bilaterales de inversión vigentes, pero lo que sí incluimos en el texto es el reestablecimiento del criterio de reciprocidad con los países de origen.

La actividad bancaria como “Servicio Público” 

Comentarios (9) »

El Partido Solidario se solidariza con el pueblo hondureño La actividad que despliegan los bancos incide profundamente en la economía general de los habitantes y constituye un factor fundamental y permanente en las relaciones económicas de los individuos entre sí y de éstos con el Estado, cuestiones que justifican que tal función sea considerada como servicio público.

Por estas razones, el servicio financiero debe ser prestado para cubrir necesidades de interés general, y no particular, y su prestación, al igual que cualquier otro servicio público, debe funcionar de manera permanente, es decir, de manera regular y continua para que pueda satisfacer las necesidades de las comunidades por sobre los intereses de quienes los prestan.

Las entidades financieras son aptas para diseñar productos para los sectores sofisticados y de alta renta y, cuando llegan a sectores de menores recursos, lo hacen con altos costos. Nuestro proyecto está diseñado para que llegue a todos los usuarios, con las modalidades que sean adecuadas para cada uno de ellos, finalidad que sólo puede lograrse a través de la intervención protectora del Estado, que resulte en un aumento la eficiencia social de la actividad financiera.

Algunos puntos a destacar:

  • Se fomentará la actividad financiera en localidades del interior del país permitiendo la apertura de sucursales y premiando a los bancos que lo hagan.
  • Se propone destinar el 40% de las financiaciones que van al sector privado, a financiar al sector de la micro, pequeña y mediana empresa.
  • Se introduce un mecanismo de regulación de tasas para que ninguna entidad pueda cobrar a este segmento de micro y medianas empresas una tasa superior al 5% de la media que cobra el sistema.
  • Se creará una Defensoría del Usuario de Servicios Financieros, y se encomendará al Banco Central implementar un “Código de Conducta” de las entidades financieras.
 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up