Macri y los rasgos típicos de un gobierno de derecha

Comentarios (15) »

Mauricio-MacriAyer el gobierno de Macri desalojó a los habitantes de la Villa 31 con la Policía Metropolitana. Me parece que Macri muestra la peor faceta, que es su total desinterés y desconocimiento de las causas verdaderas del conflicto social, respondiendo con una política con elementos de gobierno conservador y de derecha, que en vez de resolver el problema apela a la represión de la protesta.

Al contrario de la política nacional, que es contener la protesta, Macri manda a la Policía Metropolitana a reprimir con balas de goma, como en los peores tiempos. Esto nos trae malos recuerdos.

Lo curioso es que cuando hay protesta el gobierno tiene una reacción clara e inmediata, pero cuando suceden hechos como el de la tormenta de la semana pasada, con consecuencias lamentables para los habitantes de la ciudad, la inacción es el mensaje. Es cierto que era feriado y que los funcionarios tienen derecho a pasear, pero lo inaceptable es que al ver las consecuencias del temporal no hayan vuelto. Si se ve que las personas que deberían estar encargadas del tema del temporal están fuera de la ciudad, es natural sentirse disgustado.

Yo veo en Macri un desprecio a la ciudadanía, un Macri de espaldas a los problemas de la gente, particularmente a los de los más carenciados.

Macri tiene que ponerse a gobernar

Comentarios (6) »

macriAyer el Jefe de Gobierno porteño expresó su rechazo al traspaso a la Ciudad de los subterráneos y las 33 líneas de colectivos. Lo peor que puede pasar es que este tema se judicialice, porque hay una decisión política muy fuerte (que fue el tratamiento en el Parlamento), hay un Acta Acuerdo que el mismo Macri aceptó y hay una ley de hace 12 años que resolvió el traspaso de los subtes. En realidad estamos concretando una medida que tiene 12 años de atraso.

Macri dice que fue un verdadero papelón lo que hicieron los diputados, pero en realidad el papelón lo está haciendo él, porque 162 diputados aprobaron este traspaso. Es una falta de respeto de alguien que siempre subestimó el rol del Parlamento. De hecho, si se fijan cuántas veces fue Mauricio Macri a la Cámara de Diputados cuando fue legislador de la Nación electo por la Ciudad de Buenos Aires, van a tener la verdadera noción de qué importancia le da este señor al rol del Parlamento.

Nadie pone en duda la legitimidad del mandato de Macri, lo que se cuestiona es la disociación absoluta entre su discurso y las obligaciones de hacer que genera el discurso. En la campaña electoral dijo: “¿somos idiotas que no podemos construir 15 kilómetros de subte por año?”. Pero en vez de hacer 15 kilómetros de subtes hizo varios kilómetros de bicisendas en calles donde se permite estacionar y donde prácticamente queda un solo carril para circular.

El Jefe de Gobierno dice que no tiene recursos, pero lo cierto es que sí los tiene. Existe un impuesto, establecido por la ley 23514, que crea el Fondo Permanente para la Ampliación de la Red de Subterráneos. Es un fondo que pagamos todos los porteños junto con el impuesto inmobiliario y que también se alimenta con el 10 por ciento del incremento de las patentes. Ese dinero administra Subterráneos de Buenos Aires, que es la empresa del GCBA.

De lo que tiene que preocuparse el Jefe de Gobierno es de darle un buen servicio a los ciudadanos porteños. Lo que sucede es que tiene un concepto mercantil de la gestión pública, parece que todo lo piensa en ecuación de negocios, pero debería asumir que los servicios públicos no tienen por qué ser rentables, no tienen por qué dar ganancia. Yo opino que debería gastar un poco menos en consultorías, en publicidad, en pintar todo de amarillo y en poner carteles que dicen “el subte avanza”.

Ganarle a la derecha es nuestra prioridad

Comentarios (10) »

elecciones-2011Hace unos días Artemio López decía que se equivoca el Kirchnerismo si sale a disputar terreno de votos a Pino Solanas porque ese es un voto con un alto componente gorila antikirchnerista que ya no es recuperable, y que en realidad lo que hay que hacer es ir por el voto desencantado del Macrismo.

Incluso el mismo Pino se pone un poco en ese lugar al salir a desmentir a Seltzer (su candidato a vice jefe) quien había dicho que en una segunda vuelta conversarían con el Kirchnerismo. Es que en el 2009, Pino obtuvo un enorme caudal de votos cuyo eje fue el furibundo antikirchnerismo, circunstancia que lo consagraron ganador en un barrio como el de Recoleta. Salvo que haya habido un cambio muy grande en la ideología de la población de ese barrio, no se podría decir que es un voto de izquierda o progresista.

Sin embargo, yo creo que entre la gente que votó a Pino en el 2009 hay mucha gente que es de izquierda o centro izquierda y que está desencantada con él, y a esa gente hay que ir a buscarla, hay que llamarla a que se sume a esta propuesta para derrotar a la derecha en Buenos Aires. No es cierto que todo el voto de Pino es un voto de derecha, yo conozco mucha gente que lo votó, con los que tenemos muchas coincidencias. Esa gente no puede seguir teniendo coincidencias con Pino, porque ya no representa el ideal por el cual llegaron en un momento a verlo como una alternativa.

También es cierto hay mucho votante de Macri 2007 que tampoco se pueden llamar de derecha. Son personas que querían una gestión más eficiente en la ciudad y que fue seducida por un canto de sirena, tal vez decepcionada por el progresismo y que creía que era cierto que había equipos preparados, gente eficiente, y que el gerenciamiento de la ciudad que proponía iba a mejorar las condiciones de vida, el tránsito, el transporte, la educación, la salud, la seguridad.

Por suerte hoy, a cuatro años de aquel 2007, tenemos una gran ventaja para ganar la Ciudad, y es que Macri ya gobernó.

Causas y efectos del macrismo

Comentarios (12) »

villa31La Ciudad de Buenos Aires tiene la ventaja de ser uno de los distritos del país más fáciles de gobernar: se trata de un territorio muy pequeño con una población de alta capacidad contributiva. Es decir, los problemas, en proporción a los ingresos que se tienen, son más fáciles de resolver.

La dificultad es puramente de políticas, porque la Ciudad de Buenos Aires no tiene un problema de falta de ingresos sino de hacia donde se orientan los ingresos.

Por ejemplo, hay presupuesto para llevar adelante un plan de viviendas pero las viviendas no se hacen. La pregunta es ¿por qué no se hacen?, la respuesta es simple: porque hay una concepción de que si se hacen viviendas para los pobres, se terminan quedando definitivamente en la ciudad, y en el modelo del macrismo, los pobres no tienen lugar en la ciudad.

Un ejemplo clarito: antes que Durán Barba asesore a Macri, el jefe de gobierno declaraba públicamente que las tierras de la Villa 31 son tan valiosas que se podría hacer un segundo Puerto Madero, esta es una definición de concepto muy profundo. También, durante su campaña, Macri había prometido 10 mil viviendas por año, pero a principios de año tuvimos un problema con 123 familias que ocuparon 123 casas que se habían construido para darle solución a las familias que vivían a la ribera del Riachuelo. Hoy por hoy, Macri nos debe casi 40 mil casas, que de haberlas construido seguramente este problema de toma no se hubiera planteado. Sucede que siempre estamos hablando sobre las consecuencias; creo que ya es hora de enfocarnos en las causas.

La mala gestión de la Ciudad

Comentarios (3) »

transito-buenos-airesHace unos días escribía en este mismo blog que aspiramos a profundizar un proceso en el que el Estado tiene como deber fundamental, además de recuperar el valor de la política, promover la participación ciudadana y afianzar su rol como garante de derechos, contribuyendo a la conformación de una sociedad más igualitaria y democrática, cosas en las que Mauricio Macri nos ha defraudado.

No quisiera pecar de soberbio ni mucho menos, pero para ser completamente sinceros, si hay un distrito fácil de gobernar, en la que una buena gestión se tendría que notar enseguida y en la que los ciudadanos y las ciudadanas tendrían que darse cuenta de ello, es el de la Ciudad de Buenos Aires: un territorio pequeñísimo, con el menor índice de desempleo de la Argentina, con los mejores niveles salariales y con el mayor nivel educativo y cultural.

Incluso el propio Macri dijo infinidad de veces que no necesitaba dinero de nadie porque a la Capital le sobra. Es que la Ciudad tiene la mayor capacidad tributaria del país. De hecho, hay provincias que viven de la coparticipación, la Ciudad de Buenos Aires en cambio no la necesita porque vive de sus propios ingresos.

Lo que los porteños hemos descubierto, luego de casi 4 años, es una horrible gestión. Ya a nadie sorprende que Macri sea de derecha, ni que sea un conservador, la gran novedad es que los porteños descubrimos que es ineficiente.

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up