Organización positiva

cooperativaEn casi todos los procesos de reforma constitucional que hubo en Latinoamérica, en Bolivia, Ecuador, Venezuela, el tema de la organización cooperativa tiene un espacio destacadísimo como una forma no capitalista de organización de la producción y de los servicios. Considero necesario hablar de los varios modelos de cooperativas, para no limitar su importancia.

Las tradicionales cooperativas de servicio, como los vecinos de un pueblo que se reúnen para resolver el problema del agua potable y forman una cooperativa para resolverlo, de estas hay muchas en todo el país.

Otro modelo es el que surgió a partir de la crisis en 2001, las conocidas como “empresas recuperadas” que se formaron para salvar las fuentes de trabajo de trabajadores que quedaban a la intemperie por la quiebra de empresas.

También está el modelo como el nuestro, que muestra que la cooperación es una forma apta para trabajar a gran escala, porque el Credicoop es una gran entidad que compite con otras de primera línea, con las internacionales, con las mismas reglas, los mismos estándares de eficiencia y sin abandonar los principios cooperativos. Es un aporte rico para mostrar que la cooperación es una forma de organización positiva.

Veo a la cooperativa como una forma de organización superior de la actividad empresaria: cambia el objeto social, que es satisfacer una necesidad a través de la eficiencia, diferente a la de crear empresas donde sólo rige el principio de maximizar las utilidades. No es una sutileza sino un cambio profundo.

Etiquetas: , ,

2 comentarios para “Organización positiva”

  1. Alicia Villoldo-Botana dice:

    Estoy muy de acuerdo con este modelo, en el cual no existe el beneficio del capital=plusvalía del trabajo. Después de la crisis de 2001/02, creí que el movimiento asambleario y el cooperativismo podían ser dos instrumentos, político y productivo, verdaderamente alternativo al sistema capitalista, en el que los trabajadores son rehenes de un salario que, en el mejor de los casos, sólo les permite reproducir la fuerza de trabajo.
    Conozco en España experiencias laborales de este tipo que permiten a sus participantes vivir muy dignamente con su trabajo, sin jefes ni subalternos, donde cada uno se hace cargo de su función en participación individual responsable y los beneficios se reparten equitativamente entre los trabajadores y se reinvierten en la mejoría de la fuente de trabajo.
    ¿Por qué no retomar el sueño de Marx que aún no se ha hecho realidad?.

  2. Miguel Rey dice:

    Me parece muy esclarecedor la diferencia entre eficiencia y maximizacion de las ganancias. Esta fuera de discusion la eficiencia que puede alcanzar la organizacion coop. El ejemplo mas destacado que conozco de cerca es el Kibutz. Sin embargo me parece que los argentinos no sabemos, o no queremos, que las mismas funcionen. En Mza teniamos la Coop. De transportes TAC (la mas grande de Latinoamerica se fue a la quiebra). Se fue a la quiebra. Como becario del CONICET he estudiado las ORGANIZACIONES VOLUNTARIAS tienen un gran potencial, Coop. para agua potable estan organizadas por barrios, pero ninguna tiene contacto con el vecino.

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up