El tiempo es ahora

bicentenario2Todo un pueblo que al festejar rompe con la falacia mediáticamente instalada de la crispación social, el descontento generalizado y el todo negativo. Un fenómeno social se ha expresado en la participación de millones de ciudadanos, con sus familias, símbolos y banderas en un clima de diversidad respetuosa. Un reencuentro multitudinario con la historia. Una historia recuperada y alejada de los manuales escritos por los vencedores. Carrozas que desfilaron sin secuencia correlativa de cada momento histórico para dotar a cada momento del valor propio y esencial. Eslabones narrativos de una historia de esfuerzos y luchas, de triunfos y derrotas, pero todos con un común denominador: el pueblo y su presencia activa. Cancioneros coreados de viva voz homenajeando las gestas latinoamericanas fundidos con el fervor en la Marcha de San Lorenzo. Todo un pueblo festejando de a millones pero en las calles, en ese espacio que por ser público demuestra que no es inseguro. Otro mito que se derrumba, el del miedo y la violencia cuando el pueblo sale a la calle. Celebramos el Bicentenario de aquella Revolución que inició el camino hacia un 9 de Julio en el Jardín de la República. Con la misma pasión y con esta alegría demostrada, con el pueblo participando y movilizándose podemos construir el camino hacia la Segunda Independencia. Por ello es necesario continuar y profundizar el cambio.

Los festejos del Bicentenario tienen un “atrás”. Y, por supuesto, tienen un “adelante”. El “atrás” lo constituye una serie de medidas que amplían los derechos sociales y civiles de los argentinos: la estatización de los fondos previsionales, que posibilitaron un conjunto de iniciativas económicas y sociales de progreso para el sistema productivo, para los trabajadores y la sociedad en su conjunto, miles de nuevas jubilaciones, la Asignación Universal por Hijo, cientos de cooperativas con nuevos trabajadores, la discusión del matrimonio gay, entre otras. Estas medidas, que amplían la democracia en la Argentina, contribuyen a explicar el porqué de las multitudes y sus festejos en las calles de las ciudades. Y contribuyen también a explicar el cambio en la sensibilidad y el ánimo que hicieron posibles estos festejos en esa magnitud y con esas características. El “adelante” lo constituye una serie de iniciativas orientadas a profundizar aún más el proceso de democratización en la Argentina. Entre ellas, la ley de servicios financieros para el desarrollo económico y social ya presentada por el bloque Nuevo Encuentro Popular y Solidario en la Cámara de Diputados de la Nación. Este proyecto, que propone reemplazar la ley formulada por Martínez de Hoz en 1977, busca profundizar la orientación del crédito hacia las micro, pequeñas y medianas empresas, impulsando la expansión de todo el sector productivo nacional. La iniciativa busca también promover un acceso universal a los servicios financieros, entre otros objetivos.

El país está ante lo que quizá sea el inicio de un círculo virtuoso de la política. Porque la emergencia de este nuevo sentir popular que valora iniciativas con contenidos transformadores, genera mejores condiciones para aumentar y profundizar ese camino. El tiempo es ahora. Es necesario utilizar la fuerza de ese nuevo estado de ánimo para avanzar en el Parlamento en la discusión de este proyecto de ley de servicios financieros para el desarrollo económico y social. Con muchos y diversos debates. En las comisiones y con los bloques parlamentarios. Pero también en la sociedad: con los beneficiarios de estas iniciativas, con los pequeños y medianos empresarios, que se verán favorecidos por el acceso a un mayor volumen de préstamos y en mejores condiciones; con los cooperativistas; con las poblaciones de todos los pueblos del interior a donde hoy no llegan los servicios bancarios; con los usuarios que tendrán sus ahorros más protegidos; con todas las organizaciones políticas, sociales y sindicales del campo nacional, popular y progresista comprometidas con la construcción de un país más grande, más democrático e inclusivo. El tiempo es ahora. Un tiempo para profundizar el camino de las transformaciones. Para hacer coincidir el “adelante” del Bicentenario con ese “atrás” de iniciativas que hicieron posible la multitudinaria presencia del pueblo en las calles. Un tiempo para continuar uniendo política y sociedad. Y para convocar a la ciudadanía a miles de pequeños Bicentenarios: a miles de espacios de participación y de intervención política y social. Es como si en este inolvidable Bicentenario, la memoria de los próceres de 1810 se hubiera activado y encarnado de repente en las multitudes. Quizás, también nos avisaron que el núcleo duro del sentido común neoliberal de los noventa -el que escindía política y sociedad- ya no es tan fuerte como supo ser. Que miles de argentinos ya no desean ser actores de reparto. Que estamos en un tiempo de ciudadanos activos y protagónicos y que cada vez más se sienten parte de nuestra historia, y de una Patria común americana con todos los pueblos hermanos del continente.

Esta nota fue publicada en el diario Página/12 el día 11 de junio de 2010.

Etiquetas: , ,

7 comentarios para “El tiempo es ahora”

  1. Daniel Molina dice:

    Coincido con tu comentario a pesar de que en el interior y en nuestra Patagonia solo lo miramos por TV

  2. Nely dice:

    Coincido y me emociona. Pero los necios van a tratar de embarrar la cancha. Tengamos cuidado de no exhibir posibles blancos de ataques. Ese tono emocional del Bicentenario del que nos sentimos orgullosos y que van a tratar de destruir, como lo hacen con todo lo positivo.

  3. irene vivalda dice:

    Es increíble que en medio de una crisis que demuele sociedades en el mundo nosotros podamos estar pensando en pequeños y medianos empresarios.cooperativistas así como el acceso al crédito por parte de los pueblos olvidados del interior y a toda la población.Agradezco profundamente a los funcionarios,diputados y senadores que concretan día a día el pensamiento y la decisión de ntra.presidenta y a todos los aportes que puedan llegarle.gracias Carlos.

  4. jorge inojosa dice:

    Si el tiempo es ahora, ya que mangueo, para 5.500.000 pensiona-das-y jubilados-as, un urgente aumento, ya que para que salgan
    las flores primaverales, nos falta un montón, vamos CRISTINA, que ud. y el gobierno puede llegar a darnos esa muy linda noticia.El tiempo es ahora, ya que que paliar el desastre económico, que nos hicieron entre 1976 y el año 2000,gobiernos que nos han dejado en sos días, muy pero muy mal. en el sentido mayor de las palabras, llámese, secuestros,asesinatos,sin trabajo y siempre el PUEBLO, aguantando, como en este tiempo, pero con la esperanza, que este pedido o reclamo, es solamente, los que percibimos la MINIMA,todos los meses. Carlos tengo que hacer
    equilibrio, pero westo, tiene otra, lectura, ya que se han agregado, más de 1.000.000 de pensionados-asjubilados-as, agregando los Planes Universales,ya conocidos, lo uqe en conjunto lo hace, el país, que más está dando, por su pueblo. Falta, pero llegará, la
    justicia y que es deccir, que sea para todos los que estamos nece-
    sitando. Un saludo, afectuoso, de este justicialista, que no cambia ni idea ni de partido, Ciclon,campeón 2010

  5. Adriana Alonso dice:

    Comparto en un todo tu opinión, Carlos. Estuve ahí los 5 días de festejos (fui desde Mendoza), y todavía hoy, leo o escucho “Bicen…” y se me pone la piel de gallina. Amén de festejar permanentemente, me la pasé pensando los 5 días de festejos… Me sentí interpelada como ciudadana, y todos los mensajes compartidos me parecieron excelentes. Espero de corazón que salga el proyecto de Ley presentado por Uds!!! Gracias y avanti!!!!

  6. Freddi Morado dice:

    Al Compañero Carlos Heller: Esta es para solicitarle su autorización para publicar en nuestra revista de la militancia éste y otros artículos de su elaboración pues creemos que si entre todos luchamos por todos será mas facil la construcción de lo que creemos necesario para llegar al 2011 y no es nada mas que la formación de ese espacio progresista que nos junte y nos permita pelear por lo que creemos. Un abrazo.

  7. luis ortiz dice:

    SR. HELLER
    Siempre es importante reafirmar lo que se esta haciendo, mas con la tremenda mala leche del poder economico
    y financiero que siguen apostando al fracaso.Lo que si me parece
    de suma importancia es hacer participe a la gente comun de los
    planes y proyectos publicos que hoy se debaten, no solo para
    que se sepa el rumbo, sino tambien para darle credibilidad a una
    clase politica sumamente desprestigiada, en la que el bloque que
    ud. integra junto a Sabatella y otros legisladores parecieran ser
    la excepcion a la regla.La importancia de la LEY DE MEDIOS,
    la reforma financiera en curso y toda iniciativa que promueva el
    desarrollo merecen una amplia difusion y debate, una participacion
    activa de la ciudadania en la que los legisladores sean parte
    fundamental, a fin de no ser boicoteadas por un poder economico-
    mediatico que se resiste a perder los privilegios, con una mirada
    federal en serio, que encarcele evasores y le ponga freno a la fuga
    de capitales, al trabajo en negro y la economia informal por donde
    se evaporan millones que le faltan a la seguridad social.
    La crisis financiera mundial en curso demuestra que las
    dificultades estan a la vuelta de la esquina, la recesion europea
    y la devaluacion encubierta del euro pueden ocasionar problemas
    de competitividad a nuestros productos exportables ,menor ingreso de divisas y por ende algunas dificultades inflacionarias
    que habria que aliviar diversificando exportaciones y fomentando
    las economias regionales.Explicarle a la gente todo esto es la gran
    tarea y enseñanza que nos deja este bicentenario.
    Cordial saludo.
    Luis Ortiz.

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up