Medio ambiente y economía

medio-ambienteLos países avanzados alcanzaron el desarrollo sobre la base al descuido monumental de todo lo que tenga que ver con la protección del medio ambiente. Para poner algunos ejemplos, el mundo subdesarrollado en el año 2007 emitió 2,8 toneladas métricas de dióxido de carbono por habitante, mientras que en los países desarrollados se emitieron 12,2 toneladas por habitante, cinco veces más.

Las organizaciones internacionales y los gobiernos de aquellos países que no aparecen subordinados a los dictados de ese capital financiero y productivo, nos vienen diciendo permanentemente que estamos en límites próximos de estas prácticas devastadoras.

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) presentó un informe en la 5ta. Cumbre de las Américas realizada en el año 2009 en Trinidad y Tobago, en el que incluía un apartado sobre Sostenibilidad y Medio Ambiente. En dicho informe se decía que los principales problemas ambientales en América del Norte se deben a la contaminación del aire y del agua, a el crecimiento descontrolado de áreas urbanas y a la alta intensidad en el consumo de energía basada en combustibles fósiles, es decir petróleo y gas. A su vez, aseveraba que en América Latina y el Caribe se hace cada vez más evidente la pérdida de biodiversidad y de bosques y la sobre-explotación de los recursos naturales por encima de su capacidad de reposición, lo cual trae aparejada la degradación de los suelos, y el agotamiento de las pesquerías. Señalaba, además aquel informe, que la urbanización acelerada y desarticulada y la persistencia de patrones insostenibles de producción y consumo, están agravando problemas como la creciente generación de basura y el aumento de la contaminación del aire de las ciudades.
Dejar de contaminar tiene costos, y el gran capital concentrado, que es el gran contaminador, no los quiere pagar. La naturaleza fue y seguirá siendo una de las principales víctimas de este proyecto predador.

Existen actores que no sólo lucran con el deterioro, sino que generan mecanismos de una perversidad notable. Hay empresas que son grandes fabricantes de la destrucción del medio ambiente y lavan su conciencia haciendo aportes dentro de sus programas de responsabilidad social y empresaria a los cuidados del medio ambiente.

Esto por supuesto que puede darse porque existen gobiernos que, bajo justificaciones productivistas y bonanzas económicas, no sólo toleran estos proyectos productivos dañinos sino que incluso le dan cobertura legal, brindándole, por ejemplo, facilidades impositivas. Esto, creo yo, es de una inconsciencia gravísima.

Es necesario, hoy más que nunca, desplegar políticas públicas reparadoras de esos modelos: hay que ponerle el freno a la depredación del medio ambiente basado en el máximo lucro sin tener en cuenta lo que se está destruyendo.

7 comentarios para “Medio ambiente y economía”

  1. irene vivalda dice:

    De acuerdo con todo.No puede ser el dinero un valor más importante que todas las especies que tienen un lugar en el planeta.Desde peces con mercurio a niños con plomo en la sangre.Creo que es hora de ocuparse seriamente de este tema concientizando sobre los conflictos y poniendo freno a negocios que deterioran la vida sobre la tierra.gracias

  2. Aldo dice:

    Totalmente de acuerdo con el planteo general
    Se debe ser sumamente cuidadoso en la implementación de políticas públicas para lograr los objetivos perseguidos.
    En mi tema -la iluminación- son notable los errores que se cometieron por tomar como ciertos los datos provistos por los fabricantes y no por las Universidades Públicas y/o INTI. Así, la prohibición de venta de lamparas incandescentes, implica que el costo inicial de reposición se incremente (aprox) de $2.5 a $12.
    Obviamente que el tema da para mucho mas y excede el marco de este comentario.
    gracias

  3. juan carlos dice:

    El planeta grita, llora y se conmueve dando señales de protesta por lo estamos haciendo los humanos para exprimir los recursos naturales de energía y alimentos que satisfagan las necesidades que implica el crecimiento demográfico.
    Es el momento que los paises subdesarrollados o emergentes (América del sur, Carbe, Centroamérica, Africa, etc) nos unamos para se firme y se cumpla el tratado de Kioto.

  4. Carlos, buen día

    Lo escuché el sábado pasado en el Programa de Eduardo Aliverti, Marca de Radio.
    La pregunta de Eduardo fue excelente, en virtud que el actual paradigma que construye el Kirchnerismo y del que habla Ricardo Foster; carece de esta visión estratégica. (Ej Pascua Lamay su Pasivo Ambiental)
    Me ha interesado mucho su opinión y que el problema se plantee en el actual modelo de desarrollo, es por ello que considero que la Sra. Presidenta, a la cual apoyo, ( milito en el EDE ) debería insertar en los acuerdos económicos la variable ambiental previo a los acuerdos ( costos ambientales que conlleva tal o cual proyecto ); asi estaríamos efectivizando el concepto de sostenibilidad, el cual incluye como bien sabrá las variables ambiental, económica y social.
    Si ello se hiciera tal como marca la legislación ambiental vigente, se evaluarían previamente los proyectos económicos (sobre todo para el desarrollo industrial que necesita nuestro país: Ej Planta de fabricación de agroquímicos en Tierra del Fuego) en el marco del Principio de Precaución, que siempre serán costos menores si lo comparamos con no advertirlo previamente.
    Asi que agradezco que se interese en este tema, que a mi humilde criterio, es de suma importancia en virtud de la responsabilidad intergeneracional que nos cabe.

    Lo saluda respetuosamente.
    María del Carmen.

  5. juan carlos dice:

    total mente de acuerdo…………..mas yo estoy contratado actualmente en una planta (nada que ver) pero tambien es un problema actual los RSU …..DONDE TIRAR LA BASURA????

  6. HECTOR A. dice:

    Acordando en todo. A Ud. que es parte del gobierno, y en dentro de las cosas que quedan por hacer, sugiero establecer una política de Estado que regule el crecimiento descontrolado de las grandes urbes. Vivimos en un bello y enorme país, pero amontonados en algunas pocas ciudades sobre el litoral. Ud que maneja cifras estadísticas tendrá datos que comparen el consumo de enegia de un habitante de la capital con un poblador del interior.
    La politica de Estado sería establecer una infraestructura de comunicación física(ferrocarriles, autopistas, energía, gas, agua), y redes sociales y de comunicacion virtual. Detras vendrán las industrias, el “valor agregado”, las viviendas, el progreso y bienestar del interior.
    Un verdadero “cascabel” para este “gato” que es el centralismo porteño, con su poder político y económico.

  7. Alicia dice:

    Creo que es absolutamente necesario acordar pólíticas de cuidado
    del medio ambiente y que no debería de ser un tema político-partidario, sino motivo de acuerdo de estado en toda la sociedad
    en resguardo propio y de las generaciones que nos sucedan.
    Saludos

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up