Declaración: Expresar beneplácito por el centenario de la Sociedad General de Autores de la Argentina -ARGENTORES-, a celebrarse el día 11 de septiembre de 2010

Fecha de ingreso: 28.07.2010
Estado: Aprobado el 13.10.2010
Firmantes: Heller, Carlos Salomon - Nuevo Encuentro Popular y Solidario Ciudad De Buenos Aires; Sabbatella, Martin - Nuevo Encuentro Popular y Solidario Buenos Aires; Ibarra, Vilma Lidia - Nuevo Encuentro Popular y Solidario Ciudad De Buenos Aires; Basteiro, Sergio Ariel - Nuevo Encuentro Popular y Solidario Buenos Aires; Rivas, Jorge - Nuevo Encuentro Popular y Solidario Buenos Aires

La Cámara de Diputados de la Nación

DECLARA:
Su beneplácito por el Centenario de la Sociedad General de Autores de la Argentina (ARGENTORES), a celebrarse el 11 de Septiembre de 2010, y adhiere a las actividades programadas en razón de su festejo.

FUNDAMENTOS

Señor presidente:

Hacia fines del siglo XIX los autores argentinos, si bien encontraban elencos nacionales para estrenar sus obras, se veían desprotegidos en cuanto a sus derechos intelectuales. Ante la falta de una normativa legal y de una sociedad que los representara, se encontraban a merced de los intereses empresariales de turno.

La mayoría de las obras se adquirían por importes irrisorios en comparación con las grandes ganancias que obtenían de ellas los teatros. El propio Florencio Sánchez, quien murió en la pobreza en un Hospital de Milán, es un ejemplo de la injusta situación que padecieron, por entonces los dramaturgos rioplatenses.

El autor Enrique García Velloso fue uno de los que más defendía esta lucha por conseguir el reconocimiento del derecho autoral, y fruto de su propia iniciativa se dieron dos intentos, que si bien fueron fallidos, sentaron precedente.

El primero fue en 1901 al crearse la Sociedad de Artistas Líricos Dramáticos.
El segundo ocurrió en 1907 con la fundación de la Sociedad de Autores Dramáticos y Líricos. Esta entidad encaró el problema con los empresarios solicitando que fueran escuchados sus reclamos amenazando con retirar los repertorios.

Esta situación dio origen a la primer huelga autoral que, aunque fracasó, mostró la decisión de los autores de luchar por la obtención del reconocimiento de sus derechos.
FUNDACIÓN (11 de Septiembre de 1910)

En oportunidad de encontrarse en Buenos Aires, con motivo del Centenario de la Patria, el prestigioso escritor socialista francés, George Clemenceau, se enteró de la representación de su comedia: “El velo de la felicidad”, y exigió, como le correspondía, el pago de sus derechos de autor, los cuales ya regían en Francia desde 1791.

La falta de una normativa legal que protegiera el derecho de los autores y el escándalo que esto provocó, dio como fruto la sanción de la Ley 7.092.

Fue por entonces que Enrique García Velloso, aprovechando la inminente sanción de dicha Ley, volvió una vez más a invitar a los autores a su domicilio, y allí el 11 de Septiembre de 1910 se fundó “ARGENTORES”, que en aquel momento se llamó Sociedad Argentina de Autores Dramáticos, designándose como primer Presidente al mismo Don Enrique García Velloso.

El 14 de Octubre del mismo año se reunieron los autores, en el Teatro Odeón, y aprobaron el primer Estatuto Social. Estos Estatutos fueron redactados con toda la fuerza que brotaba del anhelo de conseguir definitivamente el reconocimiento de sus derechos, que expresan entre otros objetivos el de “La defensa y vigilancia de los intereses morales y materiales de sus asociados…” “La administración de las obras de los asociados en el país y en el extranjero…” “La creación de un fondo de socorro en beneficio de los socios necesitados… y de una caja de pensiones de retiro…”.

COMIENZOS Y TRAYECTORIA
Desde su fundación la Sociedad luchó denodadamente para hacer valer los derechos de autor a través del cobro del 10% que por tal concepto les corresponde, ello pese a la fuerte resistencia ejercida por gran parte de los empresarios. Tal resistencia, provocó la reacción de los autores quienes procedieron a boicotear toda representación que se realizara sin el reconocimiento de sus derechos, contando con la solidaridad del público.

Tras dos jornadas de violencia, discursos, barricadas en teatros, con heridos, contusos y presos, según se documenta en los boletines de la Sociedad, el 12 de Agosto de 1911 los empresarios aceptaron firmar un convenio reconociendo el 15% de derecho autoral para el estreno y el 10% para las representaciones subsiguientes.

El mismo día de su fundación ARGENTORES designó a José de Maturana como bibliotecario para que fuera conformando la Biblioteca Societaria. Ésta se inaugura el 13 de Febrero de 1919, siendo en ese momento el autor Raúl Casariego su bibliotecario.

A fines del año 1920 y comienzos de 1921 se produjo en la Sociedad un enfrentamiento entre los autores. Este conflicto desencadenó la escisión de un grupo que se unificó en el Círculo Argentino de Autores. Superados los conflictos y dando notorios pasos de acercamiento, tras sancionarse el 23 de Septiembre la Ley 11.723 de Propiedad Intelectual, se firma la fusión administrativa de la Sociedad y el Círculo. Fruto del acercamiento administrativo de las dos entidades, el 17 de Diciembre de 1934 se produce el reencuentro tan anhelado en la Asamblea Constituyente de la Sociedad General de Autores de la Argentina (ARGENTORES), presidida por Enrique García Velloso.

En ese mismo año, durante el Congreso de Varsovia, ARGENTORES es admitida en la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores, CISAC.

Si bien desde los comienzos se sustentó la idea de cumplir una acción mutualista y de previsión social, consiguiendo la asistencia médica gratuita de algunos médicos amigos y el otorgamiento de un “seguro mutuo” para entregar a la persona designada por el autor en caso de fallecimiento, no fue sino hasta la presidencia societaria de Luís Rodríguez Acasuso (1935- 1938) que esta idea tomó cuerpo y se organizó estatutariamente.

Dicha dirigencia se abocó de lleno a concretar la organización de la Caja de Previsión Social, hoy “Consejo de Previsión Social”, la cual fue aprobada por Asamblea Extraordinaria el 28 de Octubre 1937. Entre otros fines, se estableció el otorgamiento de pensiones ordinarias y extraordinarias, subsidios por fallecimiento, etc.

El 1 de Octubre de 1952, el Consejo de Previsión Social firmó un convenio médico, obteniendo una amplia cobertura médica que incluyó: servicio médico de urgencia a domicilio, asistencia en consultorios, tratamiento médico, laboratorios, internaciones, operaciones, etc., mejorando así la asistencia médica brindada a los autores asociados.

Con el correr de los años, a los autores teatrales se fueron sumando: los autores de radio, los guionistas cinematográficos y los autores de televisión. Todos ellos, depositaron su confianza en ARGENTORES para que sea dicha sociedad quien los represente y administre.

ARGENTORES HOY
Hoy la Sociedad General de Autores de la Argentina, “ARGENTORES”, a un siglo de su creación, es una Asociación Civil y Mutual que ha hecho realidad el sueño fundacional y mantuvo, con orgullo, sus principios a lo largo de todo un siglo de vida, cumpliendo con los siguientes objetivos:

- Recauda los derechos de todas las obras argentinas y extranjeras que se difunden por cualquier medio en todo el territorio nacional y los pone a disposición de los autores de teatro (texto, coreografía y música), de radio, de cine, de televisión (texto y coreografía) y de nuevas tecnologías.

- Es reconocida internacionalmente como la Sociedad de Gran Derecho más importante a nivel mundial, dado que abarca, como muy pocas en el mundo, todas las disciplinas (Teatro, Radio, Cine, Televisión y Nuevas Tecnologías). Ejemplo de su importancia es el hecho de haber sido la primera Sociedad en el mundo en cobrar los derechos de autor a los Canales de Cable. Es convocada, hoy, desde la CISAC (Confederación Internacional de Sociedad de Autores) para estimular e impulsar la creación de sociedades de su tipo en los países del continente americano que no las poseen o las que se encuentran en proceso de formación.

- Brinda protección legal, atendiendo gratuitamente las consultas particulares de los socios, ya sea que se trate de cuestiones de derecho de autor, o de derecho general.

- Da protección de salud a los socios, quienes pueden optar por una asistencia médica, que a la fecha incluye: servicio de emergencias, internación, odontología básica, y de descuento en medicamentos, entre otros beneficios. En determinados casos y a opción de los socios, la asistencia médica puede hacerse extensiva a un familiar directo. Ello, además de contar con consultorios de clínica médica, psicología y enfermería.

- Acceso con tarifas preferenciales, a distintas localidades turísticas de la República Argentina y de la República Oriental del Uruguay, para los socios y sus familias.

- Acceso al beneficio de una pensión para todos los socios activos que cumplan con los requisitos mínimos exigidos y en razón de su producción autoral a través de los años.

- El desarrollo de actividades culturales, que la Sociedad propicia mediante la edición de las obras de sus asociados, premiadas por ARGENTO como las mejores del año en las disciplinas de Teatro, Radio, Cine y Televisión, además de impulsar las ediciones con obras de autores de todo el país, agrupados en volúmenes por zonas.

- Propone y dicta seminarios sobre las diversas disciplinas autorales, tanto para adultos como para jóvenes.

- La Sociedad cuenta en su sede social, con el Auditorio Gregorio de Laferrere, donde además de realizar diversos actos culturales para difundir la labor de sus asociados, está a disposición de los socios Activos y Administrados una vez al año, para presentar sus libros editados o realizar actividades culturales afines a la entidad.

- ARGENTORES posee una de las bibliotecas de teatro más completa de América Latina (Biblioteca José de Maturana), con más de 25.500 volúmenes y una amplísima bibliografía relacionada al teatro, cine, radio y televisión. Además de poseer 25.647 libretos. En ella los autores cuentan con la opción de poner a disposición del público sus creaciones. La biblioteca es consultada tanto a nivel nacional como internacional.

Desde su creación, ARGENTORES contó con prestigiosos socios entre los que a modo de ejemplo pueden citarse: Enrique García Velloso, Armando Discépolo, Roberto J. Payró, Alberto Vacarezza, Samuel Eichelbaum, Ricardo Rojas, Francisco De Filippis Novoa, Bernardo Canal Feijoo, Roberto Arlt, Osvaldo Dragún, Carlos Somigliana, Agustín Cuzzani, Beatriz Guido, Niní Marshall, Marco Denevi, María Luisa Bemberg, Tato Bores, Oscar Viale, entre otros; a los que se suman socios honorarios de carácter internacional, tales como Eugene O`Neill y Miguel Ángel Asturias.

En definitiva, ARGENTORES, es una Sociedad de Gestión de Derechos de Autor, de carácter mutualista, creada por los autores para los autores, que a un siglo de su fundación mantiene vigente su misión primera, que la empuja a proyectarse ante nuevos desafíos y riesgos que la actualidad le presenta, y lo hace con la seguridad de que en la unidad y en la búsqueda del bien común de todos sus autores asociados podrá un día brindar por otro siglo más de vida.

Más allá de su vínculo necesario con el contexto social e histórico, sin el cual la permanencia de ninguna entidad podría explicarse, cada institución le imprime siempre a su corpus existencial una impronta de sobre vivencia que le es propia, escrita por la infinidad de episodios que le permitieron, a pesar de las dificultades, seguir adelante en el cumplimiento de sus principios liminares, los que le dieron razón de ser y que, en el caso de ARGENTORES, son los de administrar y defender los derechos de autor.

EL FESTEJO DE LOS CIEN AÑOS
Si bien el aniversario se cumple el próximo 11 de Septiembre, la celebración del primer Centenario de vida de la Sociedad General de Autores de la Argentina (ARGENTORES) se llevará a cabo durante todo el 2010.

Para la celebración del Centenario, se programaron varios actos de trascendencia, dirigidos a compartir con toda la sociedad argentina el festejo. Entre ellos, figura un espectáculo especial llamado “Huellas de tinta” destinado a homenajear a los autores que hicieron y hacen nuestro teatro, nuestra radio, nuestro cine y nuestra televisión. Con un desarrollo de guión basado en la intertextualidad sobre textos de Osvaldo Dragún, Niní Marshall, Alberto Migré y Eduardo Mignogna, intenta generar un periplo en donde el texto de autor, en tanto partitura, tome cuerpo sonoro y vida escénica; porque detrás de cada película, micro radial, obra de teatro o guión televisivo, hay un autor que dio vida a los personajes. Porque sin autor no hay obra.

El estreno está previsto para el mes de Julio, y recorrerá como obra itinerante los Teatros del Circuito de Espacios Culturales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y funciones en Córdoba, Rosario y Mar del Plata, siendo su función estelar el Sábado 11 de Setiembre, precisamente el día del Centenario, con una mega función en el Anfiteatro del Parque Centenario de la Ciudad de Buenos Aires, que incluirá como cierre un inserción del espectáculo “Tango de Burdel, Salón y Calle” del Ballet Argentino de Julio Bocca, con Eleonora Cassano, guión de Elio Marchi, música de Julián Vat, y coreografía de Ana María Stekelman.

Además, con la idea de promover la difusión del espectáculo y generar presencia en el espacio público, se prevén unos espectáculos de teatro callejero que permitan recrear la historia de estos cien años a través de textos de autor, canciones y escenas breves.

También se editará el denominado Libro de Oro de Argentores, que contendrá una síntesis de los hechos y personajes que se destacaron en diversos períodos de este Centenario, sin perder de vista la actual situación y las perspectivas de la entidad. Además, entre otros eventos, habrá un acto central en el Día del Autor.

Por todo lo expuesto, Sr. Presidente, solicitamos la urgente aprobación del presente Proyecto.

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up