La sociedad y los políticos necesitan debatir como se explotan los recursos naturales de nuestro país

mineriaTanto con el tema petróleo como con el de la minería se ha instalado un debate que estaba demorado. Creo que son cuestiones trascendentes que hacen al desarrollo del país y tenemos que celebrar que lo podamos discutir. Sin embargo, el tema verdadero y final no puede ser minería sí o minoría no, sino qué tipo de minería, en qué condiciones y con qué beneficios y para quiénes.

En las últimas semanas se crearon dos entes interprovinciales, la Organización Federal de Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) y la Organización Federal de Estados Mineros (OFEMI) como un intento de revertir una de las herencias que tenemos de la reforma de la Constitución del 90: el traslado a los estados provinciales de los derechos sobre los recursos naturales.

Algunos medios dicen que la OFEMI se creó para afrontar los reclamos de los ambientalistas y mejorar el clima social con respecto a la minería. Lo interesante sería que se tratase de un intento de organizarse para tener un frente común desde el cual negociar con las empresas mineras otras condiciones de explotación, otros beneficios para los estados provinciales donde se produce la acción de la minería y para realizar controles ambientales como corresponde.

Creo que tenemos que debatir seriamente cuestiones como ¿qué es una minería a cielo abierto y qué una minería cerrada?, ¿qué hace el uranio y qué no hace?, ¿cuanta agua se utiliza?. En la Argentina tenemos respetadas universidades y científicos que deberían ilustrar seriamente sobre qué significa cada cosa.

Las mineras –por su parte- se han dado cuenta de que necesitan aceptación social para llevar adelante sus proyectos, y en este sentido estoy convencido de que la lucha de los ambientalistas tiene un rol importantísimo que hay que respetar. Porque si no hubiera existido el conflicto de las papeleras en Gualeguaychú, seguramente hoy tendríamos pasteras muchísimo más contaminantes de lo que hay. Si este debate que instalan la sociedad y los defensores del medio ambiente no se estuviera dando, se seguirían cometiendo atrocidades. Es por esto que doy la bienvenida al debate, porque de aquí tienen que salir directrices para encarar un proyecto de explotación de los recursos naturales mucho más eficaces para los intereses de los argentinos.

10 comentarios para “La sociedad y los políticos necesitan debatir como se explotan los recursos naturales de nuestro país”

  1. Diego dice:

    Comparto . Exelente opinión .-

  2. Estoy totalmente de acuerdo. No sirven los fundamentalismos. Es imposible negar la importancia de la minería pero hay que ver a qué costo. Los Estado Nacional o Provincial deben ejercer los controles para que se proteja el medioambiente. El problema es siempre el mismo ¿y las coimas? En nuestro país las coimas están tan naturalizadas que ya resulta natural preguntar “cuánto”.
    Como dijo la presidenta también hay que debatir lo que dejan las mineras en el lugar y en qué se emplean estos recursos. Sé que muchas veces quedan en manos de políticos o gobernantes de turno.
    Es un tema para un gran debate nacional con conocimiento de causa.

  3. Ezequiel dice:

    Entre los innumerables problemas que conlleva la mineria a cielo abierto, uno que se destaca con claridad es la matriz extractiva y el otro es el tipo de minerales buscados.
    Ocho de los nueve emprendimientos mineros más importantes y grandes de Argentina tiene como fin obtener Oro*. De esos nueve sólo uno se apunta en la extracción de Uranio. Mineral, este último, altamente contaminante y peligroso.
    Si a esto le agregamos que para hacerse con el oro deben emplearse obscenas cantidades de agua dulce—y creo que no hace falta especificar lo estratégico de un recurso como el agua—, que las provincias, junto a la Nación, obtienen miserables dividendos en comparación a las ganancias netas que se llevan (producto de la riqueza de nuestro subsuelo) las empresas mineras. Sumado al costo social, político (porque esto tiene un costo político) y ecológico derivados de los desechos vertidos en los diques de cola y en el aire, etc. etc. etc (fijese que ni siquiera llegué a tocar el tema de la voladura de cerros y montañas)… Que alguien me explique ¿dónde está el supuesto beneficio de consentir, apoyar y fomentar una mineria de este tipo en el país?
    Además existe otra cuestión a la que ni el gobierno nacional, ni las provincias, ni los legisladores nacionales, se han referido en forma concisa y contundente que es el valor industrial—en términos de desarrollo—que aporta la explotación mineral (casi exclusiva) de Oro. A no ser de que la “carrera” de orfebrería haya pegado un salto cuantitativo extraordinario y nadie nos avisó, no se entiende que potencial industrial de desarrollo, o de valor agregado, posee el oro cuando encima los mayores dividendos quedan en manos de las empresas privadas y no del Estado.
    ¿Esto quiere decir que como Nación debemos olvidarnos de la mineria? No, absolutamente no. Pero debemos repensar qué tipos de minerales (que se encuentren en nuestro subsuelo) necesitamos (o podemos aplicar) para desarrollarnos industrialmente y en función a qué ramas de la industria. Argentina debe buscar y encontrar aquellas en donde el país posea ventajas comparativas sobre el resto del mundo y explotarlas. De no poder competir en dichas condiciones tiene la obligación de plantearse si el costo ambiental y social de la mineria se justifica por el lucro solamente.
    En cuanto al tema trenes lo primero que debe hacer el gobierno nacional es asumir su responsabilidad por los últimos nueve años de subsidios millonarios a empresas como TBA y su incompetencia—por no decir corrupción—para controlar qué se hacía y qué se hizo con el dinero de los contribuyentes.
    Lo otro que debería hacer es invertir en una empresa estatal o mixta, con fuerte control de los usuarios y trabajadores, y en el acondicionamiento de los ramales existentes. Una segunda etapa sería la reactivación de los viejos talleres ferroviarios, nuevos ramales de cargas y de pasajeros, etc.
    Todo esto alrededor de un verdadero concepto federal que conecte al país y no que sólo sirva para derivar las riquezas del interior hacía el puerto de Buenos Aires.
    Una lectura obligada y que permite apreciar las posibilidades concretas de llevar adelante la reactivación ferroviaria es el inmenso trabajo del Ingeniero Jorge Contestí (Tren para Todos): “La república que perdió el tren”. (cuesta $50 y si no se consigue se puede bajar completo, en forma gratuíta en: http://www.trenparatodos.com.ar/libro.php).
    Este gobierno ha hecho muchas cosas positivas y que son realmente importantes para el país, tanto en lo material real como en lo simbólico, pero tiene enormes deudas pendientes con areas estratégicas, estructurales, que hacen a las posibilidades de desarrollo a futuro y consolidación del actual modelo económico. Puntualmente se encuentra en deuda con el sector energético (Hidrocarburos y Gas principalmente), minero y de transporte.
    Si el Estado no se hace con la renta y el control de estos sectores es muy difícil poder pensar en un país con posibilidades concretas de desarrollo a mediano y largo plazo.

    * http://www.idesa.org/sites/default/files/Archivos%20Novedades/Presentacion_Mineria_Febrero_2012.pdf

  4. Elida dice:

    el comentario que acabo de leer es ilustrativo, y nos permite documentarnos para saber de que estamos hablando,hoy por se toca mucho de oido y más de uno aprovecha la falta de conocimiento para provocar confusión,llamandose ambientalistas

  5. Alicia dice:

    Coincido totalmente.

  6. Victor Figueroa dice:

    Respecto de los recursos naturales (especialmente los no renovables), se me vienen siempre algunos cuestionamientos. ¿Porqué si son recursos naturales de un país y su pueblo, no se instruye al mismo sobre todo lo que acarrea para que el pueblo determine su explotación? ¿Porqué los recursos son explotados por empresas foráneas para que esas riquezas fortalezcan a otros paises (como el caso del oro) y no al pueblo que la posee? ¿Porqué no es el estado el que explota (asociado quizás con empresas nacionales privadas) para distribuir la riqueza entre nación, provincia involucrada y de alguna forma participe con el propio pueblo?. No se, personalmente creo que no se trata solamente de estar a favor o en contra, sino de saber realmente quién, cuanto y cómo se beneficia o perjudica con la explotación, para hacernos todos responsables de una decisión en legítima democracia.

  7. Enrique Sellecchia dice:

    La explotación de recursos naturales contamina como el capitalismo corrompe y esto ocurre aunque cerremos los ojos y nos tapemos la nariz; en Argentina primero fue Mariano Fragueiro, hace 150 años, no llegó a nada, clausurado por “orden y progreso”, consigna de la globalización de aquellos tiempos, con Perón se propone, Organización y Justicia Social, se llegó a la Constitución Nacional de 1949 eliminada por los bombardeos del 16 de Junio de 1955 y posteriores fusilamiento y acá el punto, porque se entiende el enojo de explotadores llamados gorilas, lo que no se entiende es el gorilismo de la izquierda, progresista, seria bueno que se expliquen, a si mismos para empezar

  8. SILVINA ROSS dice:

    ADHIERO A QUE HAY QUE SACARLE LA CONSECION DE
    LOS TRENES Y QUE EL ESTADO IMPLEMENTE UNA POLITICA DE TRANSPORTE CUIDANDO A LOS CIUDADA-
    NOS Y BRINDANDO UN SERVICIO MODERNO Y DIGNO.
    QUE VUELVA A HACER FUNCIONAR LA RED DE FERROCA-
    RRIL NACIONAL QUE ES EL TRANSPORTE MAS BARATO,
    ECOLOGICO Y SEGURO SI ESTA BIEN ADMINISTRADO.
    QUISE FIRMA LA ADHESION A LA LEY DE SERVICIOS FI-
    NANCIEROS PARA EL DESARROLLO ECONOMICO Y SOCIAL Y NO PUDE LLENAR LA PLANILLA. ADEMAS OTROS
    MIEMBROS DE MI FLIA. QUIEREN ADHERIR. POR FAVOR
    ENVIARME LA MANERA DE PODER HACERLO.
    GRACIAS Y SIGAMOS LUCHANDO UNIDOS POR LOS
    INTERESES DE NUESTRO PUEBLO QUE SOMOS LOS
    40 MILLONES DE ARGENTINOS APOYANDO A NUESTRA
    PRESIDENTA

  9. luis dice:

    Me parece interesante el comentario de Ezequiel, puesto que, aunque soslayadamente, aborda un problema crónico de nuestro país, cual es la corrupción y la corruptela. Y casualmente, esa es la cuestión que hoy se plantea en nuestra provincia (La Rioja), ya que el actual gobernador, Beder Herrera, es uno de los sobrevivientes del aluvión neoliberal de los ‘90, y como tal, ha abrevado de las fuentes culturales menemistas, en esto de enriquecerse a costillas del pueblo (Estado). Jamás, hasta ahora, se intentó siquiera poner en discusión un tema tan fuerte como es la explotación de los recursos naturales de la provincia; porque, no debemos olvidar, que uno de los autores del actual código Minero, fué precisamente el ex gobernador (derrocado por un golpe institucional del actual mandatario riojano, casualmente, para birlarle el negocio de la minería) Angel Eduardo Maza, en su paso por la Secretaría de Minería de la Nación. Es decir, en la reacción del pueblo de Famatina, prima, antes que nada, la desconfianza, hasta el punto de que casi ningún “ambientalista”, se plantea la ncesidad de un debate acerca de las bondades (si es que las tiene) de la minería a cielo abierto. En nuestra provincia, lo que está en cuestión es la CREDIBILIDAD de los actuales funcionarios; imágínense, no puede el Estado provincial controlar una simple empresa constructora, que a dos meses de haber inaugurado el edificio para el Profesorado, ve como se desprenden sus cielos rasos ¿como pueden controlar la contaminación ambiental? ¿como creer en un gobernador -como ya se dijo, de extracción menemista- que a fines de 2006 hacía sancionar a “sus” diputados, dos leyes de caracter antiminero y que ahora se ha convertido en el paladín de la minería? Personalmente, creo que los argentinos -o al menos, las provincias mineras-, nos debemos un debate, sincero, abierto, para evaluar pro y contras de la explotación; esto es: uso indiscrimnado de agua dulce (elemento del que La Rioja, por su situación geográfica, carece desde tiempos inmemoriales), explosiones al pie de los glaciares, etc., etc., y esto, por no mencionar que el Famatina es un ícono, dentro de la historiografía argentina, de la expoliación, el abuso, ergo, el choreo…

  10. Enrique Sellecchia dice:

    El Capitalismo solo es posible con corrupción, hablamos que alguien pretende hacerse de aquello que no le corresponde, esto es ser empresario, desde ahí saquen cuentas, pero por energía y transporte estudien el caso de la Sociedad SOFINA, vieja conocida de los Argentinos

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up