No sólo recuperamos el control de YPF, también su objetivo social

ypfMe gusta pensar que recuperamos algo que habíamos perdido, aquello que simbolizaba a la Argentina del desarrollo y la industria:  nuestra empresa estatal petrolera.

Yo he sido profundamente crítico de todo el proceso privatizador porque las privatizaciones lo que verdaderamente clamaban era un cambio de objeto social. Por ejemplo, Obras Sanitarias de la Nación fue creada para proveer de agua potable a la población, pero su transformación en Aguas Argentinas la convirtió en una empresa que buscaba ganar dinero vendiéndole agua a la población. Ese cambio tiene una magnitud tal que rediseña todo escenario. Cuando se busca la maximización de la rentabilidad, el diseño de los productos irá en esa dirección, entonces en este caso particular, se buscará venderle agua a los que puedan pagar más caro y no darle agua a los carenciados que no pueden pagarla.

Por eso, es fundamental que recuperemos el objetivo social de YPF en el marco de lo que dice el artículo 1º de la ahora Ley: “Declárase de interés público nacional y como objetivo prioritario de la República Argentina el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos, así como la exploración, explotación, industrialización, transporte y comercialización a fin de garantizar el desarrollo económico con equidad social, la creación de empleo, el incremento de la competitividad de los distintos sectores económicos, y el crecimiento equitativo y sustentable de las provincias y regiones”, algo que es según mi punto de vista una actuación en función de un proyecto y un modelo de país.

También están aquellos que critican argumentando que no hay dinero disponible para explorar. En primer lugar creo que Repsol tuvo una política de vaciamiento, porque no sólo se llevó alrededor de 14.000 millones de dólares que bien pudo haber destinado a las tareas de exploración, sino que en su lugar los destinó a comprar y desarrollar su negocio en un montón de países. En realidad YPF fue el proveedor de recursos financieros para una empresa que se expandió en el mundo gracias a lo que se llevó de nuestro país.

En este contexto podemos decir, como primera conclusión, que tal vez sea probable que estemos en una etapa donde la empresa haya quedado sin recursos, vaciada y endeudada. De todos modos no creo que vayamos a tener dificultades teniendo en cuenta la alta rentabilidad de la empresa. Al contrario, tengo la preocupación inversa, y esto es que en la búsqueda de inversores no se tenga en cuenta toda la historia. Me refiero a los grandes jugadores, aquellos que hacen guerras o voltean gobiernos.

A mí me encantaría que el planteo fuera, por ejemplo, el de una integración con las grandes petroleras de la región que también son estatales, como PDVSA o Petrobras. Alguna vez se habló de conformar una suerte de holding de los estados a través de esa integración, cosa que no era posible porque Argentina no tenía esa empresa estatal petrolera. Es por eso que me pregunto: ¿no habrá llegado el momento de soñar con un proceso de integración en el marco de la UNASUR y crear un gran consorcio?

8 comentarios para “No sólo recuperamos el control de YPF, también su objetivo social”

  1. carlos dice:

    quisiera información donde contactarme en la comuna 12 o cerca Sdos.-

  2. Lanchodebasto dice:

    Excelente artículo. Apertura para la batalla ideológica. L.

  3. Totalmente de acuerdo con tu interpretación. Me gustaría mucho que el petróleo sudamericano fuera explorado y explotado por países del continente. Creo que tenemos la tecnología suficiente como para poder hacerlo.

  4. jorge dice:

    Estoy de acuerdo que todas la empresas como aysa. metrogas ahora,telefonica, telecom, y todas las empresas que son primordiales para el pais, esten regida por el estado, siempre y cuando no se utilicen para hacer politica barata,ya que estas empresas son representativas de la nacion ARGENTINA, pero tambien no estoy de acuerdo que las tarifas sean ridiculas para salvarguardar a las mismas empresas, por lo tanto me gustaria que ya que se piensa en que estas empresas vayan adelante como el pais,hay que protegerlas no con subsidios, sino con tarifas de acorde a la realidad de pais, tampoco digo que no tiene que haber subsidios, sino que la tarifa no seda una cargada, por ej. pagar una boleta de gas o de luz a un precio que no alcanza los 50 pesos no es bueno para el pais, aunque me tire contra mis propios intereses. Carlos, he leido que las empresas electicas y de gas estan en default. y eso no es bueno para nadie, porque no siguen invirtiendo y a la larga estaaremos igual que los años 80 cuando conseguir una linea telefonica era imposible, ese seria un ejemplo

  5. carlos giudice dice:

    Estimado señor Heller, no sólo comparto su pensamiento, sino que me permito transcribir parte de un artículo que he publicado el 4 de junio de 2011, que dice: Países que actúan con la imagen de líderes, han conseguido establecer un reconocimiento sobre que el valor de su papel impreso representa un signo mayor al de otro. Ello ha permitido una supremacía en los intercambios comerciales y como corolario, oculto, a la mayoría de fe e incrédula, de la verdadera intención política del Poder, que ha sido y será, del mayor y más efectivo sistema del reemplazo de los activos tangibles fijos materiales por los instrumentos símbolos intangibles de supuesto valor intrínseco. El mundo sufrirá hacia la década del 20 de este siglo XXI, de una transformación profunda y dirigirá su intelecto y su acción hacia la revalorización de su verdadera identidad patrimonial, desactivando la función de los países líderes creados en la falacia de un Poder fabricado y sustentado en una emisión de papeles sin responsabilidad intrínseca y maquiavélicamente distribuída en el planeta. Nada podrá hacerse para recuperar aquellas posesiones mal vendidas aceptando como moneda de pago esos papeles sin responsabilidad del emisor. Los países abordados con esa particularidad, invadida su soberanía, habrán aprendido por no haber sabido interpretar la historia y la protohistoria, la esencia colonizadora del hombre y sus artilugios para para superar la fe y la credulidad de miles de millones de habitantes del planeta. De aquí en más, la recuperación de aquello enajenado es la cuestión fundamental, asentado en la lógica de que el único valor intrínseco que hace realidad al patrimonio, es el resultado de la obtención de lo que dá la tierra y el agua y si alguna forma hay de restaurar lo perdido, es sumamente necesario dedicarse totalmente a reconvertir desde ya, lo invertido en símbolos intangibles y transformarlos en activos susceptibles de superar los tiempos. Por todo ello, es que comparto plenamente su exposición y me parece magnífica la integración con los países de la región cuyos activos se complementen.

  6. maria delia cabral dice:

    me parece extraordinaria su idea de una integración con las grandes petroleras de la región

  7. Isabel Barriga dice:

    Estimado Sr. Heller: lo sigo desde hace mucho y creo que Ud. ha dado en el clavo. Es peligroso asociarse con los jugadores de las grandes ligas especialistas en voltear gobiernos. Concuerdo con Ud. en que ha llegado la hora de la sociedad entre los que tenemos los mismos proyectos estratégicos. Saludos

  8. Julio C. Ramos Olmos dice:

    Ese es el camino la integración con PDVSA y Petrobras, para seguir integrando a la región.

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up