Las desesperadas maniobras de la oposición y algunos economistas para impulsar una devaluación

guerra-de-monedasA medida que se van consolidando las reformas progresistas en la economía y en la sociedad, y una mayor participación del Estado para regular los procesos económicos, surge cada vez con más fuerza la puja de los dos modelos de país, situación que se intensifica aún más con la proximidad de las elecciones legislativas.

En esa puja es cada vez más claro el espíritu destituyente de las declaraciones de aquellos que desean volver al modelo de los noventa.

Una clara definición de esos objetivos la realizó el senador Ernesto Sanz, quien expresó: “La economía no está bien, ojalá siga así hasta octubre”, para reforzar la idea reflexionando: “A veces, pienso que si la economía mejorara un poco, ¿qué pasaría con las elecciones?” Esa idea de que la mayor parte del pueblo se perjudique para conseguir votos no es una idea peregrina, está inserta de manera implícita en las declaraciones de muchos dirigentes y también está presente en las artificiales disparadas de un tipo de cambio ilegal al que se intenta legitimar con eufemismos como “dólar libre” o “dólar blue”.
En la misma sintonía, Federico Sturzenegger comentó que, de llegar a ser gobierno, devaluaría el 40%, y que “eso implica que el tipo de cambio vaya acomodándose, lo cual no quiere decir que vaya a ser de manera catastrófica”. Verdadero realismo mágico, se devalúa la moneda y todo se arregla, ¿y cómo va a evitar que esa devaluación se traslade a precios? No lo dice. O no lo quiere decir. Porque si está pensando en esa vía, la devaluación vendría con una fuertísima contracción monetaria, lo que llevaría a una gran recesión. Ese es el modelo que pregona. Por supuesto que, en esa recesión, los únicos que se beneficiarían serían los que ganan con la devaluación, principalmente los que exportan granos. Es volver a la vieja Argentina, al país agroexportador con ingentes bolsones de pobreza.

Es muy claro Sturzenegger cuando da las razones de su impronta devaluatoria: “Me parece que el tipo de cambio tiene que volver a generar rentabilidad para que las empresas exportadoras puedan salir a contratar” (La Nación, 02/05/13). La vieja y usada idea del derrame proveniente del neoliberalismo más profundo, en el que las empresas son las que generan rentabilidad, y a partir de ella se benefician los trabajadores. Nada más alejado de la realidad. Es la misma idea que utilizan aquellos que han reducido los impuestos a las grandes fortunas a costa del resto de la sociedad. En realidad, lo único que se obtiene (y se persigue) es incrementar la tasa de ganancia de las grandes corporaciones.

Hay que recordar que Federico Sturzenegger fue secretario de Política Económica del Ministerio de Economía (marzo a noviembre de 2001) comenzando con López Murphy y finalizando con Domingo Cavallo. Es el mismo que propuso privatizar la recaudación impositiva (La Nación, 05/09/99) y también privatizar el Banco de la Nación Argentina (La Nación, 01/10/2000), entre otras tantas ideas extremas.

Si se siguen las declaraciones de Federico Sturzenegger, pareciera contradecirse, puesto que el 23 de marzo pasado en Ámbito Financiero se expresó a favor de una flotación libre: “Es necesario liberar todo para que el dólar encuentre su precio”, y propuso permitir libre acceso al mercado oficial de cambios para que su cotización sea decidida por el accionar entre la oferta y la demanda. Es decir, liberar todo, la mejor forma de que estalle la economía en mil pedazos y sólo salgan ganando unos pocos.
Pero no existe ninguna contradicción. Ya sea profetizando una tasa de devaluación del 40%, o sugiriendo que hay que dejar flotar libremente el dólar y liberalizar todas las operaciones, o tirando cifras de inflación exageradas, lo que se intenta es alimentar la escalada del valor del dólar ilegal.

Y si bien este mercado ilegal es muy marginal y no mueve el amperímetro del mercado cambiario, no es inocuo, pues puede tener un impacto muy fuerte en las expectativas, y de esa forma tratar de complicar la situación actual. A la discusión también se sumó Domingo Cavallo, quien volvió a agitar los fantasmas del “Rodrigazo” y la “espiralización inflacionaria”, desconociendo que los fundamentos macroeconómicos actuales son robustos y no tienen nada que ver con los sucesos de un pasado que el ex ministro intenta arteramente revivir.

EL MODELO DE CRECIMIENTO Y DISTRIBUCIÓN. En estos días se intenta generar tensiones a partir de la disparada del dólar ilegal; resulta interesante cómo tituló la escalada Ámbito Web en un momento del viernes pasado: “Alta demanda + cuevas secas de dólares = blue 32 centavos arriba en $ 9,95″, lo que indica claramente cómo se combina la escasez en el mercado ilegal, fomentada por las políticas de administración de divisas, junto con la especulación de unos pocos.

Esta atención desmesurada al dólar ilegal pretende ocultar una cuestión esencial, y es que todos los dólares que la economía necesita para funcionar están disponibles y al tipo de cambio oficial. Que existe una política de flotación administrada por la cual el tipo de cambio se está depreciando a un ritmo anual del 18%, lo cual llevó a mejorar la competitividad de la economía en los últimos meses.

Con respecto a la administración de las divisas, se comenzó a desarmar la elevada especulación para la obtención de dólares en el exterior a través del uso de los adelantos de las tarjetas de crédito internacionales, un mecanismo que vulneraría en varios casos la suspensión de la compra de divisas para atesoramiento. El Banco Central ejerció una fiscalización importante de estas operaciones, la cual llevó a los bancos, por propia decisión y para cumplir con el espíritu de las regulaciones cambiarias, a limitar los retiros de dinero en el exterior a cifras más razonables para las necesidades turísticas.

El actual no es el tipo de cambio súper alto de 2006/2007, pero hoy el tipo de cambio real multilateral deflactado por salarios se encuentra un 44% por encima del valor del fin de la convertibilidad. Algunos sectores exportadores tienen ciertas tensiones, pero ello se tiene que resolver con políticas de subsidios que se enfoquen a los sectores que efectivamente los necesitan.

De la misma forma, los medios han resaltado que el superávit comercial del primer trimestre de este año es la mitad del producido un año atrás. El resultado surge por una baja en las exportaciones del 3% debida a las menores ventas de combustibles y de manufacturas de origen agropecuario, principalmente por reducción de harinas y pellets de soja a causa de la menor cosecha pasada. Las importaciones, por su parte, se incrementaron un 5%, principalmente debido al incremento en las compras de combustibles, un 65% superiores a idéntico período del año anterior. A pesar de esta combinación conflictiva, el trimestre arrojó un saldo positivo de U$S 1310 millones, a espera de mayores saldos para el resto del año debido a una mejor cosecha, por lo que el objetivo de obtener un superávit comercial cercano a los 10 mil millones de dólares para este año sigue siendo una meta alcanzable.

La imposición de políticas de liberación o desregulación ya conocidas generaría perjuicios económicos inmensos, además de borrar todas las conquistas conseguidas en estos diez años. Enfrente de estas posturas hay un modelo que se está desarrollando y que protege el empleo, trabaja para reducir la informalidad laboral, mejorar los pisos salariales, las jubilaciones y el poder adquisitivo de la población. Ello sólo es posible por la convicción política de lograr una mejor distribución del ingreso y sólo puede realizarse sobre la base de la regulación estatal, un rumbo que la “libertad” de los mercados nunca impulsará.

Artículo publicado en el diario Tiempo Argentino el domingo 5 de mayo de 2013.

7 comentarios para “Las desesperadas maniobras de la oposición y algunos economistas para impulsar una devaluación”

  1. Marcelo dice:

    bla bla bla, la nafta sigue aumentando, los alquileres, los impuestos municipales, cuantas personas murieron en La Plata? a donde fue la plata para inversion pública?
    La oposicion no es el dolar blue, sino la falta de soluciones frente al bla bla bla de la orquesta k.-
    Dolar blue, por favor… la oposicion no tiene apoyo, pero los problemas de corrupción municipal en obras públicas entre otras cosas alientan a la gente a seguir a esa oposición impresentable.-

  2. Matias W dice:

    Estoy muy de acuerdo con lo que plantea Carlos Heller a nivel macro y a nivel político. Sin embargo no creo que estén disponibles los dólares necesarios para el funcionamiento de la economía, porque de ser así estaríamos ante un accionar completamente irracional respecto del freno indiscriminado a las importaciones. Me toca en estos tiempos afrontar la contradicción de ser, por un lado, un adherente al kirchnerismo de la primera hora, y por el otro miembro de una empresa importadora del sector eléctrico, que inició mi padre hace más de medio siglo (antes de 1955 mi padre fabricaba motores con gran éxito en un taller de Villa Lynch, pero luego de “la libertadora” se tuvo que dedicar a la importación de instrumental de medición).
    La empresa hoy se dedica a la importación y distribución de productos de iluminación y para tableros eléctricos. Más del 95% de los productos no se fabrican en el país, y sin embargo durante 2 meses del año pasado no pudimos importar absolutamente nada. Luego se arregló, pero desde febrero de este año se volvió a complicar. Ahora parece que van a profundizar las prohibiciones, que “van a parar todo”.
    Se plantearon en el último año pedidos un tanto absurdos como que los importadores (en general y más allá de cualquier análisis) pasen de golpe a igualar con exportaciones el importe importado. Pero ni siquiera esto fue esbozado claramente, no hubo reuniones para estudiar el mercado, ver un plan o algo por el estilo, nada. Tampoco pudimos sentarnos con ningún funcionario para analizar seriamente si es que algún producto de nuestra gama pudiera empezar a ser producido localmente.
    Entonces uno se desilusiona un poco, porque aún estando de acuerdo con que el país tiene que sustituir todo lo que pueda sustituir, no se notan (salvo la tan necesaria y alentadora expropiación de YPF) Políticas de Estado claras en este sentido. Había un Plan 2020 del Ministerio de Industria, pero ya nadie lo nombra ¿por qué motivo? Ese Plan parecía interesante, allí sí se identificaban rubros concretos (creo que eran 11 cadenas de valor) para ponerse a trabajar pero ¿qué relación pueden tener estos bloqueos indiscriminados de importaciones con aquel Plan que sonaba tan serio?
    ¿Me equivoco en algo? Si me pueden ayudar a entender esta situación estaría muy agradecido.

  3. ME GUARDO LA RESPUESTA………PERO NO VAMOS POR BUEN CAMINO..OKA…………

  4. juan carlos dice:

    No tengo dudas en cuanto a que en 2013 alcanzaremos el superavit comercial de usd 10.000 M, pese a la crisis terrible que sufren los Paises europeos
    El Gobierno Nacional, gestiona, gestiona y gestiona; demostrando que siempre hace todo lo posible, para sostener el modelo político, económico y social; mientras que los opositores sólo critican sin propuestas, y con menciones mediáticas sin fundamentos.

  5. Victor Luna Cuevas dice:

    Anoche haciendo zaping por todos los canales de la corpo, era penoso ver como quienes días antes se regodeaban siguiendo los conceptos de Sanz, que este gobierno no había hecho nada y que la economía se venia cuesta abajo presentando el escenario propicio para la patética oposición que luego se presento en total unidad Moyano, De Narvaez, Sanz y el resto de troupe y se rasgaban las vestiduras por las medidas de blanqueo de capitales anunciadas horas antes. Actualmente hay U$S 350.000 millones fugados del país, y estos comunicadores sociales y economistas rentados manifestaban que eran fruto del ahorro del trabajor y la pobre jubilada que ante la cultura dolarizada de resguardo de valor, habian ido comprando de a 100 dolares para cuidar su poder adquisitivo. No admite razonamiento alguno los fundamentos electoralistas de quienes tan solo quieren esconder bajo la alfombra que son cipayos empleados de quienes aun siguen pataleando para no perder su poder económico y seguir formando opinión con su monopolio mediático, como siempre lo hicieron, desde que se apoderaron de la mano de la dictadura genocida de papel prensa a esta fecha. Hay sectores que pueden sentir algunos simbronazos ante este dolar ilegal producto de la especulacion salvaje de un sector que todos conocemos. Pero las consecuencia de los consejos de Sturzenegger afectarian a practicamente a esos mismos trabajadores y jubilados, a quienes quieren hacer responsables de la mostruosa fuga de divisas. No nos dejemos engañar y hagamos con nuestro accionar diario el aporte, que necesita la sociedad toda y no solamente pensado cada uno en su bolsillo, el individualismo de una burgesia enriquesida no es la opción ni jamas lo sera, para un modelo de inclusión, igualdad y que tan solo busca el equilibrio en la puja distributiva en la rentabilidad y el salario. Muy claros tus conceptos querido Carlos

  6. Juan Carlos Vaca Espinosa dice:

    El concepto de Patria grande o de Una Argentina para TODOS, es un leimotiv suficiente para que quienes tenemos hoy entre 45 y 60 años, estemos muy interesados en apoyar cualquier modelo, que represente a la gente que no esta de acuerdo con el encarnizado libre mercado, que deja a los débiles fuera de juego en poco tiempo. Tampoco queremos ser rehenes de uno y otro gobierno. Ya vivimos hace unos años, un gobierno que se pintó por los formadores de opinion, como un camino único, el menemato nos llevó por un camino de destrucción, el cual pensamos que era el único, un peso un dólar, visas sin problemas en Europa y Usa, un país del primer mundo, hasta un avión estratosférico para volar en minutos a Japón.
    Apoyamos persuadidos por la rata, Neudtad, que vaya a saber que le pasó que cuando se dió cuenta que apoyó un modelo que destruyó el sistema productivo, que regaló todas las empresas a manos extrangeras, que negoció hasta la intimidad del País como mercantilista que fué siempre. Lo votamos para relección porque nos vendieron a ese patilludo como rubio de ojos azules y que todos aman.
    Los que hacen un poco más de memoria, recuerdan la época en que un teléfono valía 10 mil dólares, un auto había que pagarlo en dólares y esperar un año a que te lo entreguen, estabamos viviendo en un País con industrias precarias, destruído por la guerra sucia y la amenaza constante de los militares.
    Ahora tenemos un País que trata de recuperar la industria local, que trata de mantener un mercado activo, que hasta los jubilados puedan consumir, viajar. Estamos encontrando un camino para generar mano de obra y riqueza a través de la construcción de viviendas, estamos tratando de evitar los estrangulameientos financieros, a los que nos sometieron siempre los Bancos. Las mesad e dinero esas que se comian empresas, industrias y comercios con intereses maléficos. No entiendo a veces, pienso que perdimos la memoria, no tienen conciencia de lo que hacen. Si a la Argentina le va mal, nos va mal a todos, si a la Rata le fué mal, nos fué mal a todos, si a Cristina le va mal, nos va mal a todos, cuando a De la Rua le fue mal, a todos nos va mal. No se puede encontrar un sistema en el que todos pongamos una Misión Visión de la Argentina que queremos, la oposición debe siempre destruir, sin importarle que nos vaya mal?. Debe el gobierno no tener canales de comunicación para buscar el consenso regional y hasta barrial de como queremos crecer y progresar?? es decepcionante de verdad, pobres ser humanos. A quien corresponda………

  7. Estimado Heller, observo que mientras un analista con su experiencia trata de enfocar la macroeconomía y los intereses en general, los comentarios del público casi en general, se refieren a situaciones particulares. Algunos se dedican únicamente a felicitar el análisis, pero seguramente sin comprender de que se trata. Los movimientos políticos de quienes no apoyan la orientación del gobierno y se manifiestan contra todo, son quienes han destruído la economía de nuestro país, desde el Proceso de Reconstrucción Nacional que nos endeudó en más de u$s. 60.000 millones; el gobierno que lo sucedió que tuvo que resignar su mandato inconstitucionalmente con una inflación del 5.000%; el gobierno de Menem que entregó el Estado a manos extranjeras sin sonrojarse y al costo de un endeudamiento cercano a los u$s 160.000 millones; el total fracaso de de la Rúa y sus compinches, Cavallo a la cabeza; el desastre posterior de los 5 presidentes en pocos meses y la redención y recuperación del país en el 2003, con este nuevo gobierno. Los intereses espurios de las grandes Corporaciones heridas mortalmente por los disparos a sus bolsillos (que se hubieren salvado si le pegaban en el corazón) hace que hoy haya mayor preocupación en consolidar sus esfuerzos en los trabajadores de la Pequeña y Mediana Empresa que, si supieran unirse y comprender que son la base de la gran empresa, se darían cuenta que los grandes monopolios tienen pies de barro. Cordialmente. Carlos Giudice

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up