El Bicentenario que queremos conmemorar

BicentenarioEn el año 2010 se cumplen doscientos años de una Revolución inconclusa. ¿Qué lectura debemos hacer desde el presente para contribuir a que se puedan consolidar los sueños de una patria grande?

Podemos recordar en primera instancia que aquellos vientos de libertad fueron cercenados en nombre de intereses minoritarios. Las oligarquías de aquella época impidieron la construcción de un proyecto colectivo que asegurara la soberanía económica y la apertura hacia el progreso con inclusión y desarrollo social.

Desde entonces, nuestros pueblos han luchado sin descanso por una sociedad capaz de distribuir la riqueza, el poder y el conocimiento; de garantizar el reconocimiento de lo diverso y de establecer mecanismos participativos para la construcción de democracias sustantivas y protagónicas.

Frente a las lecturas del pasado que congelan en mármol los ideales y la pasión de los protagonistas, nos alienta recuperar el legado de Manuel Belgrano, Mariano Moreno, Juan José Castelli, Bernardo de Monteagudo, quienes con su pensamiento y acción enfrentaron el modelo conservador de aquellos tiempos y bregaron por la verdadera independencia, ésa que se legitima, sin demasiada explicación, cuando está al servicio del bienestar de los pueblos.

También es bueno recrear las luchas de resistencia de nuestros pueblos originarios, que atravesaron cinco siglos de humillación y explotación, y que hoy se yerguen con dignidad y solvencia ética y moral para construir modelos alternativos de desarrollo.

No podemos olvidar la abnegación de los inmigrantes llegados a estas tierras perseguidos por el hambre o por sus ideas, y que plantaron semillas fecundas de valores e ideales libertarios y socialistas.

Tenemos que reivindicar las gestas de los movimientos nacionales y populares, de los jóvenes de la Reforma Universitaria, de los militantes de la Teología de la Liberación, de los obreros y estudiantes del Cordobazo, de los treinta mil desaparecidos.

En Agenda
Todas esas luchas marcan la vigencia de los sueños de un proyecto compartido, basado en la Justicia, la solidaridad, la unidad y la autodeterminación de nuestros pueblos. Pero, además, marcan una agenda de cuestiones centrales, como las que siguen.

Avanzar en la unidad de nuestra América, con la irrenunciable bandera de la soberanía nacional y la autonomía de los poderes mundiales. Nuestra región se encuentra en una encrucijada histórica, que se revela en la contradicción de afirmar los procesos emancipadores, fortaleciendo la unidad en la diversidad de las grandes mayorías populares consolidando la integración regional, o sucumbir nuevamente bajo la restauración neoliberal conservadora. En este dilema, fortalecer el Mercosur y la Unasur constituyen dos andariveles estratégicos para colocar la integración en función del interés de nuestros pueblos.

Sostener la política de Derechos Humanos sobre la base de la tríada memoria, verdad y justicia frente a los crímenes de lesa humanidad. La Argentina ha brindado al mundo una señal luminosa, de gran significación con el juzgamiento y el castigo a los culpables de esos crímenes. Desde el juicio de Nuremberg hasta hoy representa seguramente un gran avance en la conquista del derecho de los pueblos a la verdad histórica.

El desarrollo de sociedades que aseguren el derecho a la vida digna de todos sus miembros. Todavía la democracia, en nuestro país, a más de un cuarto de siglo de su reconquista, tiene fuertes asignaturas pendientes con nuestro pueblo. La pobreza, la indigencia y la marginalidad son testimonios de una desigualdad inaceptable. No es el combate contra la pobreza el que hay que hay que librar, sino contra la perversa distribución de la abundancia. La redistribución de la riqueza, requiere avanzar más en políticas activas por parte del Estado, afirmando las de contenido asistencial ya realizadas pero, a la vez, implementando reformas estructurales, como las de las políticas impositivas, orientando los gravámenes en forma progresiva con justicia y equidad.

La ejecución de un modelo productivo sustentable, que cuide a las actuales y futuras generaciones, que ponga freno a la voracidad del capital y estimule la economía social y solidaria.

La concreción de un modelo de democracia que asegure que todos los actores son arte y parte en las decisiones que nos conduzcan a una sociedad emancipada.

La configuración de un modelo cultural que otorgue a todos el derecho a la identidad y a la autodeterminación.

Esos sueños pendientes de nuestros fundadores, ahogados en aquella época en el manto de las más egoístas ambiciones de los grupos concentrados de poder, constituyen una agenda de gran actualidad en la región y en nuestro país.

Pretendemos, entonces, conmemorar el Bicentenario recordando a todos aquellos que lucharon por un mundo más humano, igualitario y libre. Nos oponemos a las narrativas del pasado, que entronizan en el mármol figuras a las que se les niega la dimensión humana y política de su pasar por la historia. El mejor homenaje es levantar sus banderas que, sin duda, va en detrimento de las “otras banderas”, la de las “historias oficiales”, que negaron la soberanía como base de la independencia y sacrificaron las libertades políticas en el altar de la libertad de mercado. La lucha por superar las consecuencias del neoliberalismo constituye el mejor homenaje que podemos hacer a quienes nos precedieron en los ensayos por hacer un país para todas y todos, para que el Bicentenario sea el escenario en el que podamos concretar la segunda y definitiva.

Independencia
Un cambio de modelo de organización de la sociedad supone, al igual que en la construcción de un edificio, la instalación de los cimientos adecuados que lo sostengan. Se trata, entonces, en la actual etapa histórica de remover el aparato político, jurídico e ideológico que el neoliberalismo ha instituido. En nuestro país, la sanción de la Ley de Servicios Audiovisuales ha sido una gran conquista en la dirección adecuada, y el reciente proyecto de Ley de Servicios Financieros para el Desarrollo económico y social también apunta a profundizar los cambios estructurales necesarios.

Por supuesto que las sanciones de las leyes son fundantes y decisivas, pero tanto como la capacidad de los sectores populares de apropiarse de sus contenidos como reivindicaciones específicas y generales y como marco de sentido para la participación y movilización necesaria para su aplicación.

Y esto requiere del gran esfuerzo por continuar construyendo unidad en la diversidad, un gran desafío para las fuerzas políticas populares, progresistas y de izquierda. Sin este atributo en las disputas políticas, la vieja y nueva derecha acrecentarán sus posibilidades de volver a retrasar el reloj de la historia.

Entonces, el compromiso con el Bicentenario y su conmemoración deviene la necesidad de posponer debates secundarios y coincidir en las cuestiones que sostengan los cambios realizados y desplieguen velas hacia la conquista de todo lo que falta. Es el mejor de los homenajes que podemos brindar a aquellos próceres que nos dieron las primeras ráfagas de libertad e independencia. La historia, muy lejos de haber llegado a su fin, espera en forma paciente e inexorable de nuestra contribución en el presente.

Esta es mi visión y fue publicada en la Revista Debate el 15 de mayo de 2010.

Etiquetas: ,

19 comentarios para “El Bicentenario que queremos conmemorar”

  1. José Yorg dice:

    http://www.ellibrepensador.com/2010/05/19/30658/

    Enfoques cooperativos; Hoy: “A propósito de bicentenarios, la crisis europea nos evidencia el camino que no debemos transitar: el ajuste y… la corrupción.

    Por José Yorg, el cooperario

    De un tiempo atrás hemos asistido a una intensa campaña de promoción desplegada por los gobiernos latinoamericanos referidos sobre el bicentenario de la independencia del yugo español, sin más, pregunto ¿de qué independencia hablan?

    La dependencia económica, política y social de los países constituye un dato indiciario de la realidad, imposible de soslayar a la hora de indagar y analizar las profundas causas del atraso, demora o subdesarrollo de las naciones latinoamericanas, en especial.

    No hace mucho, precisamente, planteé públicamente una polémica con el catedrático brasileño que lleva muchos años viviendo en los EE.UU., y que en ocasión de ocupar un importante cargo en el gobierno de su país, el Dr. Roberto Mangabeira Unger refirió: “Brasil hierve de vitalidad emprendedora y creativa, pero está sujeto por una camisa de fuerza de instituciones, prácticas e ideas que suprimen esa vitalidad, en lugar de instrumentalizarla”.

    Lo repito ahora y lo repetiré tantas veces sea necesario, esa camisa de fuerza de la que habla Mangabeira Unger es la dependencia estructural que establece una subordinación estructural, pero también mental, pautas sobre las que rigen relación dependencia-dominio.

    Europa, se sabe bien, durante muchos años despojó a America y así constituyó su base y desarrollo capitalista, hubo que romper esas cadenas para constituir naciones independientes, sin embargo, Paraguay siguió un camino diferente que sus hermanas, creó una nación sobre bases justas, equitativas y solidarias.

    Hoy, España enfrenta una crisis económica profunda que ha abierto las compuertas del infierno pues ha desatado una verdadera crisis social y política cuyo indicador constituye el desempleo, la rebaja salarial que afecta a las mayorías. Miles de miles de compatriotas latinoamericanos se enfrentan al dilema de hierro: el regreso sin gloria o el sufrimiento económico y la discriminación.

    Qué más hace falta para comprender que ha llegado el tiempo de transformaciones sociales y económicas sobre bases de lógicas diferentes, por ejemplo, sobre bases cooperativas, modelo de producción ejemplar y humana.

    El verso de que la crisis económica-financiera global se superó no resiste un suspiro y cae por donde se lo mire.

    La formula aplicada por los gobiernos sigue siendo el mismo: reajuste sobre ajuste, como dice José Larralde “doblando el lomo pa que otro doble los bienes”, los corruptos, los policástros, esos que fueran despreciados inteligentemente por la clase media argentina cuando exclamaron “que se vayan todos”.

    Cómo funciona el capitalismo si no es a través del bolsillo de la gente que consume, pues si ya no tiene nada en el bolsillo, naturalmente el consumo cae y produce una espiral inflacionaria que favorece a reducidos grupos importadores y exportadores, incitan así a la única vía posible :la corrupción generalizada.

    La crisis del capitalismo global es consecuencia de su desgaste funcional, lo previno su mayor intérprete, Adan Smith., cuando advirtió: El delicado mecanismo de la ” mano invisible ” entra en juego también en el mercado de los factores de producción, asegurando la armonía siempre que los factores buscaran las rentas máximas posibles. Se producirían los bienes adecuados a los precios adecuados y el conjunto de la comunidad obtendría la máxima riqueza posible mientras rigiera la libre competencia; sin embargo, si se restringiese la libre competencia, la ” mano invisible ” dejaría de funcionar y la sociedad cargaría con las consecuencias”

    Entonces, qué libre mercado puede existir si el propio Estado restringe, ahoga al consumidor, y el trabajador no tiene demanda solvente, es decir, quieren comprar pero no tienen con qué, entonces el mercado se desequilibra, entra en caos, sin considerar, por supuesto, las demandas sociales, producto de la insatisfacción que a su vez desencadenan estallidos sociales.

    El descrédito de los gobiernos están en alza y el modelo económico se desdibuja ante nuestros ojos a pasos acelerados.

    Las reformas económicas que se requieren no surgirán, ya se sabe, por dolorosa experiencia, de manera espontánea desde arriba, en tal escenario se hace imperativo la apertura de espacios de propuestas participativas como la que legitima y oportunamente pudieran plasmar desde CONPACOOP y el INCOOP en referencia a la Formulación participativa del Movimiento Cooperativo Paraguayo a la PROPUESTA PARA EL DESARROLLO SOCIOECONÓMICO CON EQUIDAD, IGUALDAD Y UNIVERSALIDAD: “Paraguay para todos y todas”

    ¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

  2. maria delia cabral dice:

    Me parece axcelente el modo en que el autor del texto apela a la recordación del bicentenario, solo un detalle, me hizo un ruidito, no porque sea importante en sí, pero lo es para mi, cuando se dice:

    “Tenemos que reivindicar las gestas de los movimientos nacionales y populares, de los jóvenes de la Reforma Universitaria, de los militantes de la Teología de la Liberación, de los obreros y estudiantes del Cordobazo, de los treinta mil desaparecidos.”
    hay una omisión nimia quizá : “la de los estudiantes del “correntinazo” (en la que resultó asesinado el estudiante de medicina Juan José Cabral el 15 de mayo de 1969) después vino lo de Rosario (el 20 ó 21 de mayo) y enseguida el cordobazo el 29 de mayo

  3. Miguel dice:

    La brutal crisis actual que pone en jaque al llamado estado de bienestar
    europeo, para quien quiera ver es bien simple la cosa: el monopolio cultural, económico y todo lo demás anglo-yanqui en su máxima expresión
    destructiva.
    Por suerte, cada día más compatriotas se van dando cuenta que, por ser
    argentinos, es legítimo que estemos decididamente en contra de ese
    monopolio cultural y sus alcahuetes locales. Los históricos y los más o menos recién llegados, que también los hay.

  4. irene vivalda dice:

    CASTELLI,BELGRANO,MONTEAGUDO,MORENO FUERON TRAICIONADOS POR LA BURGUESÍA Y LOS COMERCIANTES DEL PUERTO DE BUENOS AIRES QUE POSPUSIERON LOS IDEALES DE MAYO POR SUS FRAUDULENTOS NEGOCIOS,CONTRABANDOS,ETC.FUE EL CAMINO QUE SEGUIMOS ,SIEMPRE ESPERANDO QUE LOS VALORES DE ESA REVOLUCIÓN SE PONGAN DE PIE MIENTRAS LOS MISMOS PERSONAJES INTENTAN DERRIBARLOS.POR LO MENOS PODRÍAMOS EMPEZAR POR SER CONSCIENTES DE ELLO.GRACIAS

  5. leda dice:

    excelente!!! y totalmente de acuerdo. leda

  6. Armando Tripiana dice:

    Adelante con el festejo y con el trabajo para continuar las reformas para conseguir la verdadera libertad individual.

  7. Melina C. H dice:

    Sr. Heller: desde mi humilde lugar de estudiante de la carrera de Historia de una universidad pública, desearía recomendarle un libro: Historia de la Argentina 1806-1852, de Marcela Ternavasio, Ed. siglo XXI.
    Este libro plantea un recorrido por los conflictos, ideas, proyectos y decisiones a las que debieron enfrentarse aquellos hombres para construir un nuevo orden.
    Saludos, Melina.

  8. Alicia dice:

    Como siempre Sr Heller estoy muy de acuerdo con usted sus ideas pricipios y proyectos,me gusta como explica todo estos con esa claridad
    ojala lo puedan sentir esto muchos mas para poder lograr mayor alegria en estos festejos proximos ..saludos..Alicia

  9. Claudio Veiga dice:

    Mu bueno, compañero Diputado Nacional. Saludos.C.V.

  10. Roxana D.R dice:

    Sr. Heller leer este relato tan sencillo y clarificante, me trajo a la memoria los trozos de historia que mi papá solía referir en alguna charla en casa. Esos relatos que solo las personas que saben bien la historia, que responden únicamente a sus ideales para que estos sirvan en bien de los pueblos que luchan por ser libres, tener trabajo digno, la economía floreciente (sin recetas del fmi, las que llevadas acabo nos dejan sin nada), dueños de nuestro terruño, mejorando la enseñanza, la inclusión y el desarrollo social, como dijo Ud.
    Y con la LEY DE MEDIOS AUDIOVISUALES en acción, para revertir esa cultura equívoca que nos impusieron durante tantos años y tanto daño no has hecho.
    Como siempre Heller: adelante

  11. Elena dice:

    Nuevamente Ud. expone con claridad sus ideas y yo me sitúo en condición de alumna de una clase virtual y voy aprendiendo;los argentinos fuimos perdiendo la tolerancia y a veces la esperanza ,por eso me gusta leer lo que usted expresa , esta muy bien que un diputado o un senador se acerque a los ciudadanos de esta manera.Ojalá que Ud.con sus principios cooperativistas lleve a cabo una gestión a favor de nuevos cambios.En cuanto a lo que Ud. dice sobre el Bicentenario nos gratifica como argentinos.

  12. Mario dice:

    Gracias HELLER…o mas bien gracias Carlos, atrevimiento que nos tomamos por tener la misma identidad y convicciones. En La Pampa festejamos el Centenario, o centenario de ciento diez años. Porque noventa años les llevo a los mandantes de entonces matar y exterminar a Mapuches y Ranqueles para apropiarse de sus tierras. El Monte Pampeano-Puntano (Caldenar) paró a Roca, y gracias a ello tenemos resistentes pueblos originarios en estos lares. Cuando se quedaron con todas las tierras, se dieron cuenta que no tenian quien las trabaje, entonces vinieron nuestros abuelos y bisabuelos “GRINGOS” (Españoles, italianos, alemanes,etc).- Estos explotados y con la nada, hicieron La Pampa que hasta ayer disfrutamos. Hasta llegamos a tener Soberania y Seguridad alimentaria. En el 45/55 tuvieron acceso a las chacras de entonces. Pero llego el “Progreso” Rutas asfaltadas, comunicación, bancos usureros, abogados,etc etc, y fuimos creciendo en dependencias, hasta que llego la SOJA y terminó con productores y pueblos rurales. “Gracias” a la sequia del 2009 y al Caldenar, volvimos a parar a los Ruralistas Urbanos manejados desde CHICAGO. Hoy estamos temblando. Porque el INTA, ( Si…el Instituto Nacional, que virtualmente dependeria del gobierno nacional) esta estudiando obtener Soja para zonas Semi aridas y aridas. Si esto se logra, perderemos nuestro monte de Calden, el cual será arrasado para lucrar con este suelo.
    El grueso de la población se ha concentrado en Santa Rosa, ciudad Capital. Aqui reside hoy toda la problematica Social. No tenemos fabricas, empresas, puertos, ni nada que genere mano de obra. Papá ESTADO se encarga de nosotros,…hasta cuando ?
    A pesar de nuestras palidas lugareñas, festejaremos el BICENTENARIO, y continuaremos la lucha de quienes iniciaron esta Revolucion abortada por cipayos y traidores al País. Gracias a DIOS, la comunidad, muy lentamente pero firme vuelve a participar, y en algun momento nos descubriremos y nos juntaremos todos los HELLER. Gracias…Gracias…con sus reflexiones nos sentimos vivos y con futuro.Chau…..
    Mario

  13. Dora Hilda Katz dice:

    Me identifico totalmente con las expresiones de esta declaraciòn de Carlos Heller.
    Quiero agregar algo con referencia a un debate de tipo acadèmico en relaciòn a que si Mayo fuè o no una revoluciòn.
    Siempre revindiquè el caracter de revoluciòn independentista que tuvo MAYO de 1810. Suelo imaginarme situada en esa època para darme cuenta de la trascendencia de esa valiente determinaciòn de desalojar al virrey del gobierno y reemplazarlo por la junta de criollos.que aprovecharon la ocaciòn favorable para dar ese trascendental paso.
    No estaban seguros de que su acciòn fuese a perdurar, sabian que vendria la contraofensiva militar de los maturrangos y se dispusieron a consolidar lo conquistado con las guerras de la independencia. Recien en 1816 se pudo institucionalizar la independencia de los reyes de España y su metròpoli.

    Todo quedaba pendiente de ahì en mas. >Las contradicciones entre conservadores de los privilegios feudales heredados de la legislaciòn española,y la de los pròceres influenciados por las ideas màs avanzadas de su època, las del iluminismo y la modernidad.
    Venimos hoy transitando la toma de conciencia por parte de todos nosotros como integrantes de amplios sectores de nuestra sociedad, de que la total y definitiva independencia es posible, y que solo con la participaciòn la habremos de lograr y consolidar. FUERZA HELLER PARA SEGUIR ABRIENDO CAMINOS.
    Dora Hilda Katz

  14. eduardo dice:

    Claro y contundente. Es el camino a recorrer.

  15. Aurora dice:

    Creo que la situación actual es tan clara, tanto para la izquierda como la derecha, que las diferentes acciones se refieren a los intereses de cada uno. Resumiendo: La derecha porque nunca afloja, si llevan 200 años, van por otro tanto, en función del gobierno de turno, con unos aunque sea mantenerse de a pasito (como con la Ley de Medios), con otros a zancadas y con el garrote en mano, pero la derecha siempre va a estar ahí sin aflojar y buscando otro frente. Por otro lado, están los que se dicen de izquierda, ven donde pueden obtener la mayor tajada, no importando a quien se apoye y finalmente quedamos, nosotros, “los buenos” que debemos aprender de los errores, no aflojar y seguir adelante. Carlos sos un hombre muy valioso, adelante.

  16. Martin Guttman dice:

    respecto a lo dicho por heller totalmente de acuerdo, ahora, respecto a lo comentado por irene vivalda, quiero recordar que todos los que mencionó eran burgueses, comprometidos con la causa del pueblo, pero burgueses. Creo que no hay que perder de vista esto

  17. juan dice:

    Indudablemente estamos en una encrucijada y cada vez mas se advierten los riesgos de quedar encerrados en una nueva Dependencia. La lucha continua y solo la accion de los que no tienen nada por ganar, solo defender la subsistencia, nos debera guiar y dar confianza para entablar fuertemente la defensa de lo que aun tenemos. Lo que se viene es duro, y muchos aun no se dan cuenta que aun no nos han sacado tanto como lo que intentan robarnos. Queda la dignidad como valor y bien a defender y con ello y la confianza en los mas humildes(materialmente y de corazon), estaremos fuertes para defendernos hasta el ultimo aliento o, quizas, ojala, hasta la victoria Siempre.
    Solidaridad y Coraje!!!!

  18. Cristina: Somos una sociedad más igualitaria…

    encontre interesante el artículo y lo he añadico a noticias argentinas :)…

  19. Exelente ,un mensaje de esperanzas Carlos. Ojala que se de así y que estemos todos en la búsqueda de esos rumbos y objetivos que sin dudas no podemos eludir porque estamos cansados de hacerlo.

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up