Acerca de la reunión del BID

industrializacionEn un acto que encabezó la presidenta de la Nación en Casa Rosada el pasado 14 de marzo, se rubricaron diferentes convenios entre el Ministerio de Economía y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial, el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y el Banco de Desarrollo de China, destinados al otorgamiento de préstamos para financiar el desarrollo productivo de nuestro país.

Tres de los convenios fueron firmados con el BID, por un total de 718 millones de dólares en programas de agricultura, mejoramiento de barrios e infraestructura para la provincia de Río Negro.

Sin embargo, muchos medios se centraron en las supuestas críticas del BID a la economía argentina, que pueden resumirse en el título de una nota de La Nación del 19 de marzo: “Velada crítica del BID a la política cambiaria argentina” y se basa en que según el matutino “el régimen cambiario argentino resulta inclasificable para los economistas del BID”.

Sucede que en la reciente Asamblea Anual del BID, llevada a cabo en Montevideo, el organismo presentó un estudio denominado “El mundo de los senderos que se bifurcan”, título inspirado en el famoso cuento de Jorge Luis Borges y que trata sobre la exposición de América Latina y el Caribe a los riesgos económicos globales. En el capítulo relativo a la política monetaria, se divide a los países de la región en tres grupos: regímenes de inflación objetivo, regímenes que fijan el tipo de cambio y regímenes intermedios. Dice el estudio que “el espíritu del análisis es analizar (sic) estos grupos de países, describir sus experiencias y extraer lecciones comunes. La Argentina y Venezuela no están incluidos dado que no encajan adecuadamente en ninguna de estas tres categorías”. Imposible encontrar aquí una crítica, ni siquiera velada, dado que es un hecho objetivo, una decisión metodológica: la Argentina posee un tipo de cambio flotante administrado, no enfocado a metas de inflación, sino destinado a mantener la competitividad de la economía, en contraste con la apreciación de sus monedas que, en mayor o menor medida, ha sido común a los tres grupos de países analizados, según detalla el estudio.

La flotación administrada del tipo de cambio en Argentina es un régimen intermedio, pero no se restringe a bandas estrechas como lo exige metodológicamente el estudio. La característica del régimen cambiario argentino evidencia una capacidad de maniobra que no tiene ninguno de los tres grupos de países estudiados, y allí puede buscarse la exclusión. Otra peculiaridad son los restringidos flujos externos de capitales especulativos hacia la Argentina.

Y esta condición de “inclasificable”, en realidad, puede entenderse como la posesión de una importante herramienta de atenuación del impacto de la crisis internacional sobre el país, y de defensa de la producción local, en especial la industrial.

Capacidad de maniobra a la que se suma el plano fiscal, porque hay un dato relevante que no se ha difundido de este estudio del BID, y es que la Argentina es uno de los exclusivos cuatro países que, aun en el escenario “pesimista” es “clasificado” por el BID como “amplio” al definir el margen fiscal contracíclico que posee; lo acompañan Belice, Bolivia y Nicaragua.

Resulta interesante analizar las condiciones que el BID califica como un escenario optimista: considera un crecimiento del 3,6% para la región, lo cual indica cierta desaceleración, teniendo en cuenta que en el último año se verificó una tasa del 4,3 por ciento. En este escenario, Europa evita caer en una crisis financiera pero no puede alejarse de una recesión tenue; China desacelera levemente su nivel de crecimiento, pero no lo suficiente como para afectar fuertemente los patrones de comercio y los precios de las materias primas; mientras que los Estados Unidos continúa expandiéndose a tasas moderadas. Partiendo de este complicado escenario como el mejor posible, sin duda se preanuncia un año que generará riesgos para los países de América Latina.

Esto determina que hay que tener en cuenta muy seriamente los riesgos para nuestros países derivados de la crisis internacional, que analiza detalladamente el informe del BID, aunque puede decirse que la Argentina se caracteriza por poseer un importante esquema monetario y fiscal con una alta capacidad para morigerar los riesgos globales.

Esta nota pue publicada en Tiempo Argentino el día 25.03.2012

Un comentario para “Acerca de la reunión del BID”

  1. Enrique Sellecchia dice:

    Rio Negro tiene pesca, valle irrigado, petroleo, comarca andina… el sistema financiero sigue jugando a ganar o ganar, ESTE ES EL PROBLEMA, porque para que alguien gane siempre, otros pierden siempre, La Romana de la Justicia tiene las pesas trucadas, esto es el Dolar, como con las libras denunciaba Cecil Rhodes en 1880 y el gobernador del Banco Popular de China (BPCh), el central del país, Zhou Xiaochuan, el 23 de Marzo de 2009, cuando veia incendiarse sus reservas en Dolares y escuchábamos a Hillary Clinton ordenar al Congreso Africano “no permitir una nueva colonización”, ganar o ganar, el sistema no admite otro resultado y sus contadores no cuentan, ni los muertos, ni los desastres ambientales

Dejá un comentario

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up