Notas con la etiqueta ‘politicas económicas’

Cómo se levantó la discusión por el mínimo no imponible

Comentarios (6) »

camara-diputadosLa semana pasada se suspendió la votación por el aumento del mínimo no imponible porque llegando al final de la lista de oradores, el quórum se había roto. Mucho se dijo en los medios sobre el fracaso de la sesión por causa del oficialismo y acusaron a la Diputada Patricia Fedel de haber cortado la lista de oradores.

Lo cierto es que yo era el último orador en la lista y, faltando cuatro diputados antes de mi intervención, decidí pasar por el baño para estar listo para cuando me toque el turno. Ya volviendo al recinto lo veo a Ariel Basteiro que me indica que me están llamando. Camino los 30 metros que me quedaban para llegar al recinto y al entrar me doy cuenta que están levantando la sesión.

En ese momento debe haber habido unos 80 diputados en el recinto, cuando al momento de dar el quórum había 158 diputados de los cuales 131 eran de la oposición. Es decir, que en el supuesto caso que toda la bancada oficialista se hubiese retirado, seguían faltando por lo menos unos 50 diputados opositores.

Algunas personas dicen que varios diputados de la oposición ayudaron a formar el quórum y luego se fueron a Mar del Plata al coloquio de IDEA. Esto en todo caso será algo a investigar.

Proyecto de Ley de minoría
Yo particularmente acompañé el proyecto que presentó la minoría y que también es diferente al del oficialismo. Este proyecto, presentado por le diputado Juan Mario País, es bastante sencillo e implica establecer que todos los años el mínimo no imponible se actualice sobre la base del promedio del aumento de salarios del sector industrial y de la construcción. Este proyecto dejaría resuelto el problema incluso hacia adelante, porque no haría falta que discutamos todos los años, y además nos sacaría de una discusión de fondo que es discutir si los precios aumentaron más o menos, porque en definitiva al vincularlo a los salarios estaríamos tomando el índice más directo vinculado al ingreso de los trabajadores.

La necesidad de regular el sistema financiero no es sólo argentina

Comentarios (2) »

control-a-especulacion-financiera1

El lunes 27 de junio, Télam publicó en su sitio Web una nota en la que varios economistas argentinos comparaban la reforma financiera de los Estados Unidos con la que presentamos en el Congreso junto a el bloque Nuevo Encuentro.

Enrique Dentice, economista Senior de la USAM, entiende que en Estados Unidos se trata de “regular y supervisar el sistema para que esté al servicio de la producción y no al de la especulación financiera”.

De la misma manera, en nuestro proyecto, proponemos que los bancos incentiven la política de crecimiento, tal como lo explica Dentice: “que no se diluya el puente de plata entre el ahorro y la producción”.

Osvaldo Cado de la consultora Prefinex cree, por su parte, que el proyecto de reforma norteamericano tiene dos lecturas: una política y otra técnica: “La política es que después de la crisis, el gobierno norteamericano quiere demostrar cambios para evitar que vuelvan a surgir burbujas; en cuanto a la técnica, se determinan nuevas reglamentaciones, estableciendo controles en las transacciones financieras”, tratando de evitar que al caer mega bancos el sistema financiero se desestabilice. Este es, para Cado, el punto de la reforma estadounidense que más se parece a nuestro proyecto.

Si bien la ley de Servicios Financieros es anterior a la reforma impulsada por Barak Obama, son notables las coincidencias. Otro dato más que nos indica que hasta en las economías más capitalistas se está pensando en poner un freno a la especulación financiera, y que a pesar de la reticencia del mercado a ser regulado, no queda otro camino.

Una verdadera reforma financiera

Comentarios (10) »

reforma-financieraRecientemente el diario La Nación publicó un comentario de Luciano Laspina y Federico Sturzenegger en el cual realizan distintas observaciones al proyecto de ley de Servicios Financieros para el Desarrollo Económico y Social que he presentado junto con otros diputados.

Sin duda sobre un tema tan trascendente existen distintos puntos de vista, y podría decirse que el expresado por los autores citados se encuentra en las antípodas de los ideales que inspiran mi proyecto.

El enfoque ideológico es esencial para entender las críticas que le realizan al proyecto, ya que no se presenta evidencia alguna que sustente sus afirmaciones.

No comparto su enfoque monetarista, que surge de varias de las observaciones al proyecto y de su crítica a las políticas públicas, cuando se muestran preocupados por el “.. Banco Central que expandirá 17% la cantidad de dinero y, podemos pensar, será responsable de un aumento equivalente de la inflación”. Con la baja monetización que existe en la economía argentina, un efecto tan directo es impensable, pero además no tienen en cuenta el crecimiento real del producto, que distintos analistas calculan rondando el 6% para 2010. Si bien éste es un tema que excede al proyecto de Servicios Financieros, creo que se debe reflexionar sobre un punto: si se desea que el crédito productivo se incremente, deberá necesariamente crecer la cantidad de dinero en la economía.

Remitiéndome a las observaciones de los autores al proyecto de mi autoría, establecen que el mismo responde a una “tentación recurrente a tomar atajos regulatorios para gambetear las verdaderas reformas” y yo estoy convencido que definir a la actividad financiera como un servicio público, al igual que concebir la ley desde el interés de los usuarios, y no de las entidades financieras, como hoy sucede, es una verdadera reforma, ya que cambia los ejes de la actividad, colocando el interés de la sociedad sobre el del mercado, y el de los usuarios por sobre el de las entidades.

Otra de las cuestiones que deseo discutir es el tope del 8% en la participación de mercado de los bancos privados, normativa que es criticada por los autores, ya que según su visión, frenaría las inversiones de una entidad exitosa y competitiva. Sin duda dan por sentado que las entidades de gran tamaño son exitosas y competitivas, lo cual ha sido demostrado como una falacia cuando precisamente han sido las grandes entidades las principales responsables de la inestabilidad financiera mundial. El sistema financiero tiene una tendencia a caer en crisis sistémicas, en muchos casos, por el excesivo riesgo moral en que las entidades incurren al considerarse “demasiado grandes para quebrar” esperando que serán salvadas por el Estado. Nuestra idea es reducir el riesgo sistémico a través de un límite al crecimiento para que no existan entidades “demasiado grandes para salvar”.

Seguir leyendo

La desconexión de los mercados con la economía real

Comentarios (8) »

mercados-y-economia-realLas medidas de ajuste que han tomado la mayoría de los países, algunos con déficit fiscales muy grandes como España, Portugal, Inglaterra, y otros con números más holgados pero que ajustan menos, como Alemania, o que congelan el gasto, como Francia, generan un problema de un imaginario de reducción de la actividad económica real. Esto significa que se le da una importancia exagerada a los llamados mercados de capitales y a la liberalización de esos mercados, es decir, a que se puedan manejar sin traba alguna.

Un ejemplo concreto de esto son los pozos que se produjeron hace unas semanas en las bolsas de todo el mundo debido a que la canciller alemana Ángela Merkel puso algún freno en la especulación y prohibió, por diez días, operaciones altamente especulativas que apuntaban a la caída de los mercados. Los mercados no quieren ser regulados,  y lo más curioso es que hasta los analistas de las caídas citan su origen en las suposiciones acerca de que otros países europeos sigan los pasos de Alemania. Dicen que estas medidas arrastran a los recintos a nuevas pérdidas.

La desconexión absoluta que hay entre los mercados y el resto de la economía, y de cómo los llamados mercados son básicamente movidos por la especulación y no por la economía real es lo que me hace pensar que, como nunca, necesitamos de un Estado activo como respuesta a esa supuesta falta de autorregulación de los mercados. Si queremos una economía donde los valores de las cosas tengan que ver con el costo de producción, con la demanda real de la gente, con las necesidades insatisfechas, y que la cantidad de moneda que circula tenga que ver con el volumen real del producto, vamos a necesitar un poco de regulación sobre la especulación.

Fortalecer el mercado interno debe ser una decisión política

Comentarios (11) »

mercado-internoMucho se habla sobre los efectos que la crisis europea pueden tener en Latinoamérica. Lo cierto es que hasta el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo acuerdan en que la región mejor posicionada en este momento es América Latina, ya que la discusión gira alrededor de las políticas que harán crecer a la región, mientras que en Europa se debate sobre cómo contener la crisis.

El problema con la crisis europea es que si bajan los sueldos, los subsidios y las jubilaciones, la gente va a consumir menos. Si la gente consume menos estamos frente a dos realidades: por un lado, las empresas de Europa van a tratar de buscar lugares donde colocar sus excedentes; al mismo tiempo van a comprar menos de otros lados; a la vez que terceros países que le vendían a Europa se van a poner más agresivos en la búsqueda de nuevos mercados. Es decir, si se achican los compradores o se achica la producción, tendremos una puja en dos planos: el de los intereses de los grupos económicos, y el de los intereses del estado.

Creo que las políticas que se están llevando a cabo en la región, y en nuestro país en particular, de apoyarse sustancialmente en el fortalecimiento del mercado interno son las correctas. La ecuación es directa: si le damos más plata a los que no tienen para que consuman, se genera demanda, y esa demanda genera empleo, ingresando en un círculo virtuoso.

Ya lo han dicho tanto Lula como nuestra presidenta: que estas crisis se resuelven con acuerdos políticos que están más allá de los intereses comerciales, porque si dejásemos al mercado librado, por ejemplo, a la diferencia de potencia que tiene Brasil respecto a la Argentina, o a la que tiene China respecto a la Argentina, nos sería muy difícil sobreponernos.

Para construir nuestro destino económico, debemos hacerlo sobre la base de una fuerte acción política que permita generar acuerdos dentro de los márgenes de las convenciones internacionales a las que estamos sujetos, como la Organización Mundial del Comercio. No hay que olvidar que en el medio de la puja entre los intereses económicos y los del estado, están los empresarios que quieren hacer su negocio. Es por ello que no se puede dejar que el mercado decida lo que se vende y lo que se compra, sino que es necesario poner en juego una gran vocación política para lograr armonía.

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.

Powered by Vote It Up